lunes, 4 de junio de 2012

Indignados que protestan en la Puerta del Sol se solidarizan con el movimiento #YoSoy132

Armando G. Tejeda
La Jornada
Lunes 4 de junio de 2012
Madrid, España., 3 de junio. La asamblea general del movimiento del 15M, también conocido como los indignados, expresó solidaridad y apoyo a la revuelta social de la primavera mexicana con una declaración aprobada por unanimidad. En la Puerta del Sol, el epicentro de la movilización social que se ha contagiado al resto de España y a más de 300 ciudades del planeta, se lanzó una proclama en favor de los enojados mexicanos: Enviamos nuestro apoyo solidario al movimiento que se está expresando en México. Por los sueños que compartimos y el futuro que merecemos.
Los indignados españoles y los enojados mexicanos coinciden en buena parte de sus críticas al actual modelo neoliberal, así como en sus exigencias por perfeccionar la democracia, abrir los espacios públicos al debate y a poner en marcha métodos de participación directa de la ciudadanía en las decisiones que afectan a la mayoría, por la vía del referendo directo.
El movimiento #YoSoy132 ya cuenta con un grupo, que crece por días, en Madrid, esencialmente integrado por estudiantes mexicanos que residen en España porque cursan algún tipo de maestría o doctorado. Muchos fueron testigos y partícipes de la revuelta popular que se inició el 15 de mayo del 2011 en Madrid, que dio origen al Movimiento del 15M. Y la mayoría han vivido desde la distancia, primero, la protesta estudiantil que nació en México a raíz de la visita de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI, a la Universidad Iberoamericana.
Los estudiantes mexicanos, procedentes de toda la geografía mexicana y que cursan carreras diversas, decidieron crear su propio grupo de apoyo al movimiento #YoSoy132, con lo que ya celebran asambleas propias y tienen comunicación y enlace directa con la asamblea general de la ciudad de México. De hecho, el gesto de solidaridad del 15M español que se produjo hoy en la Puerta del Sol ya se había debatido, ayer, en Ciudad Universitaria, y se había incluso consensuado un texto para leer en el que se reflejaron las principales reivindi- caciones del movimiento. Para explicar ante los indignados españoles que ellos también tienen muchos motivos para estar enojados, como las condiciones de miseria, desigualdad, pobreza y violencia que prevale en el país.
Dos jóvenes mexicanos –una mujer y un hombre– leyeron ante la asamblea general de la Puerta del Sol un comunicado en el que se subrayó la postura del movimiento ante la coyuntura política actual que vive México, poniendo especial énfasis en tres cuestiones: la amenaza del regreso al poder de las prácticas totalitarias del PRI, los abusos que perpetran a diario Televisa y Tv Azteca, y la urgencia de reformar los sindicatos y someter a juicio a quien señalan como el personaje más nefasto del sindicalismo mexicano actual, Elba Esther Gordillo.
Tenemos mucha rabia y enojo de que se nos siga viendo como un subdesarrollado, donde nosotros los jóvenes y los universitarios no representamos nada, sólo cuentan los proyectos de los políticos y de los medios de comunicación. Sólo quieren nuestro voto para seguir contando la mentira de esa democracia que han ido deformando con sus ambiciones, corrupción, despotismo y con todos los instrumentos simboló- gicos del poder y de la comunicación, explicaron los jóvenes mexicanos a los indignados instalados en la Puerta del Sol.
Mientras se celebraba la asamblea y los jóvenes mexicanos leían sus reivindicaciones, una marea de manos se agitaban en señal de aprobación; uno de los símbolos de la revuelta popular española es precisamente la agitación de las manos en las asambleas. Sobre todo cuando leían posturas que comparten, por ejemplo cuando los mexicanos afirmaron rotundos que salimos a la calle, a las avenidas para decir basta, para gritar que no queremos más mentiras, más engaños; no más dolor, no más muertes, no más pobreza, no más desigualdad, no más abusos, no más ofensas, no más desesperanza.
Y para explicar que “esta lucha no es sólo del movimiento yo también soy 132. Para nosotros las revoluciones en África del Norte, del 15M en España, las movilizaciones en Grecia y Portugal, el movimiento en Islandia, Occupy, Takethesquare, el movimiento estudiantil en Chile son una gran inspiración y motivo para sumarnos. Por estas razones venimos con la palabra de nuestra historia, de nuestras utopías, para pedir su solidaridad y apoyo a nuestro movimiento”.
Una petición que encontró la respuesta unánime y entusiasta. Con la aprobación en la asamblea general y el grito de rabia compartida: Desde la Puerta del Sol Madrid decimos: Yo también soy 132.

No hay comentarios:

Publicar un comentario