viernes, 6 de agosto de 2010

EL EFECTO PANDORA DEL CASO PAULETTE

¿Te vas Bazbaz?
13 de abril de 2010
El Universal

Cada vez está más fuerte la versión de que en los próximos días se dará a conocer la conclusión del caso de la niña Paulette, que todo apunta fue víctima de un homicidio ocurrido en medio de un extraño montaje de sus padres para fingir su desaparición y secuestro, y todo mundo asegura también que en cuanto se den los resultados de esta cuestionada y ensuciada investigación, de inmediato presentará su renuncia el procurador mexiquense Alberto Bazbaz.

Y es que mientras el gobernador Enrique Peña Nieto se paseaba por Colombia y Brasil, dizque viendo planes y asuntos muy importantes para su estado, aquí su administración atraviesa por su peor crisis política y de gobierno, y no faltó quien dijera que, como siempre le ha ocurrido, el enfrentar y solucionar asuntos críticos no es precisamente la especialidad de Peña y más bien suele exhibir carencias e inconsistencias cuando se presentan problemas graves en su gobierno.

El caso es que este caso, al que Peña no hizo caso, podría llevarse al cazo al procurador que si acaso, aguantará hasta que concluya el caso. No tiene caso, piensan en Toluca, que Peña mantenga a un procurador como Bazbaz, que está en el ocaso de la credibilidad por no haber hecho caso de las dimensiones sociales y de opinión pública que había adquirido este caso y privilegiar extraños intereses y presiones que lo hicieron primero hablar de un homicidio claro de la niña y después volver a la teoría del accidente.

Desde que andaba en Bogotá y luego en Río de Janeiro, Peña decidió que dejaría a Bazbaz concluir las investigaciones para luego pedirle su renuncia e intentar así que el torpe procurador se lleve todo el descrédito y el desgaste político que el caso Paulette le dejará al gobierno mexiquense. El principal aspirante presidencial, según las encuestas, intentará así, con la salida y el sacrificio de su procurador, limpiarse de toda la suciedad, inmundicia e ineptitud del sistema de procuración de justicia que arrojó la muerte lamentable de esta niña.

Porque lo que le pasó a Bazbaz, que se tropezó primero con sus propias declaraciones y luego con oscuros intereses de familias pudientes y sus nexos con los políticos, le pudo haber pasado a cualquier procurador de un estado del país. Es más, les ha pasado a varios, en situaciones similares de casos que cobran gran relevancia social y mediática, y algunos, cínicamente siguen despachando en las Procuradurías estatales, pasado el escándalo.

Pero ese no es el caso de Bazbaz, a quien el ser el procurador del precandidato puntero por la Presidencia le tiene que costar la chamba, después de los yerros, torpezas e inconsistencias cometidas por él y sus colaboradores en las indagatorias de este caso. Digamos que a los procuradores de Morelos o de Colima pudo ocurrirles algo así y no hubiera pasado nada, pero el procurador de Peña Nieto, en el momento en que se equivocó, que sus peritos fueron exhibidos y que él mismo cambió su hipótesis inicial sin más elementos, automáticamente firmó su carta de renuncia.

Bazbaz ya vivió horas extras y si no cayó antes fue porque el propio Peña se equivocó cuando, ya con un pie en el estribo para viajar a Sudamérica en su inoportuna e insensible gira, el gobernador emitió una declaración en la que daba “todo su respaldo” a las investigaciones de Bazbaz, a las que calificó de “transparentes, limpias y eficientes”. Con ese respaldo apresurado, que incluso le valió reproches y reconvenciones de sus asesores más cercanos, Peña sostuvo artificialmente a un procurador que ya había perdido toda credibilidad en las investigaciones y que sólo le aumentó el costo político de este caso.

Así que se va Bazbaz y con él se esfumará también la percepción de efectividad y eficiencia en Enrique Peña Nieto. Porque no son pocos los que creen que si no pudo con un homicidio que debió resolverse de inmediato por la trascendencia y sensibilidad que despertó en los medios, ¿podrá con el paquete de gobernar a un país convulsionado por la violencia del narcotráfico y saliendo de la más profunda crisis económica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario