viernes, 3 de mayo de 2013

Foro: "Qué país quieres, qué educación defiendes"

DIALOGA CON LOS MAESTROS DEMOCRÁTICOS DE GUERRERO, OAXACA Y MICHOACÁN.




Ya escuchaste a televisa, tv azteca, milenio y el reforma
Ahora escucha las razones de los maestros en lucha y dialoga con ellos.
La televisión sólo ha presentado carreteras bloqueadas y edificios destruidos. Una sola razón han dado para la resistencia magisterial: no quieren ser evaluados. Pero vale la pena preguntarse si un conflicto social de tal magnitud se puede explicar de modo tan simple, más aún si se trata de un conflicto que involucra a la educación.
La resistencia contra la Reforma Educativa de Peña Nieto tiene muchas aristas, pero una perspectiva general: Los profesores luchan contra una visión de educación que se nos ha venido imponiendo en el país y que está diseñada para atender las necesidades que en materia educativa tiene un solo sector de la población: los dueños del dinero. Tan falso es que esta reforma atiende las causas del rezago educativo, como falso es que los problemas de la educación son principalmente causados por los maestros.
Desde el inicio de este siglo, el Banco Mundial (BM) y la OCDE decretaron que el objetivo central de la educación debía ser la creación de capital humano, es decir, la formación de los trabajadores que requieren los grandes empresarios en un modelo capitalista en el que la producción de bienes y servicios se modifica constantemente por la introducción de nuevas tecnologías.
Estas exigencias incluyen que los egresados de la educación puedan desarrollar un aprendizaje permanente por su cuenta, ya que las habilidades de los trabajadores se deprecian a una gran velocidad y los empresarios no pueden esperar hasta que lleguen al mercado laboral las nuevas generaciones, ni tampoco quieren cargar con el costo de la capacitación permanente de sus empleados. Por ello, los que realmente dictan las políticas educativas, decidieron que la educación debía dejar de poner énfasis en conocimientos y destrezas específicas en cada una de las materias y sustituirlas por competencias generales como resolver problemas, aprender haciendo, trabajar en equipo, y sobre todo, autocapacitarse.
Los maestros, además de defender su legítimo y justo derecho al trabajo, se oponen a una educación que pretende un país donde la gente se mida por su “eficiencia” y su “productividad”, donde el egoísmo y la ganancia sean los valores máximos. Ellos proponen, y están construyendo, una educación que se guíe por valores como la solidaridad, la reflexión, la crítica y el desarrollo de todas las capacidades de cada individuo.
Los que siempre te han mentido, te mienten de nuevo: las evaluaciones que proponen nunca, en ningún lugar del mundo, han producido una mejora en la educación. Como la prueba Enlace y el Examen Único para el bachillerato, este tipo de evaluaciones pervierten la educación, convirtiéndola en un mero entrenamiento para pasar los exámenes.
Más que las estadísticas para detectar ineficiencias, quienes conocen la realidad de los niños y del sistema educativo nacional, son los profesores. Son ellos quienes junto a los alumnos, los padres de familia y las diferentes comunidades en las que se encuentran las escuelas, deben discutir y decidir las medidas a tomar. Los maestros no se oponen a la evaluación de estos sectores sociales, se oponen a la evaluación de sus jefes y los burócratas de la SEP que está concebida como castigo y como mecanismo de presión para imponer una idea de educación que no es en beneficio de los educandos.
No pierdas la oportunidad de escucharlos. 

Asiste al foro

¿Qué educación para qué país?
La Reforma Educativa y la lucha del Magisterio.

Con la presencia de maestros de las secciones de Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

Miércoles 8 de mayo, 11horas
Auditorio Alberto Barajas, Facultad de Ciencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario