miércoles, 9 de abril de 2014

El pueblo saharaui y su lucha por la liberación de la última colonia en el África


Los Brigadistas #23
Marzo 2014








Una de las delegaciones más dignas, festivas y que más abrazos solidarios recibió en el pasado Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes fue la del pueblo del Sahara Occidental.




A diferencia de todos los procesos de independencia que se llevaron a cabo en las últimas décadas en el continente Africano y que son un avance en la lucha de los pueblos en contra del saqueo, Marruecos mantiene como colonia al Sahara Occidental, región que a su vez fue colonia de España desde 1934 hasta 1975, año en el cual el gobierno agonizante de Francisco Franco dejo el territorio en manos de Marruecos y Mauritania a cambio de prebendas comerciales.




La ocupación marroquí inició en noviembre de 1975 con la invasión de más de 350 mil colonos en la llamada “marcha verde”, los mauritanos invadieron otra parte del territorio en diciembre de ese mismo año, obligando a los saharauis a emigrar hacia Tinduf Argelia, marcando el comienzo de una larga lucha por recuperar su tierra.




El pueblo saharaui conformó el Frente Polisario y proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) mientras que los marroquís emprendieron una guerra de exterminio que contó con el apoyo de Estados Unidos y en la cual se utilizó incluso napalm en contra de la población.




Desde entonces el gobierno marroquí mantiene el control de la parte oeste y norte del Sahara Occidental que representa el 80% del territorio y es la parte con la mayor cantidad de recursos naturales, allí se encuentran los bancos de pesca más grandes del Magreb, fuentes importantes de agua dulce y también cuenta con abundantes reservas de fosfatos que son explotados por Marruecos y que le representan importantes ganancias. Mientras que el Frente Polisario, después de expulsar a Mauritania en 1979, controla una delgada línea en la parte oriental que es la parte más desértica y en donde las condiciones de vida son muy duras ante lo cual no pueden permanecer ahí todo el año y tiene que viajar por el desierto hasta campos de refugiados en el sur de Argelia en los cuales viven alrededor de 6 meses.




En 1991 la ONU conformó una Misión para el referéndum en el Sahara Occidental la cual tiene como finalidad consultar a la población si quieren ser parte de Marruecos o ser un país independiente, pero el gobierno marroquí utiliza esta “salida” que da la ONU para decir que si acepta el referéndum siempre y cuando los colonos de Marruecos puedan votar en el. Claro está que esto es un ardid ya que una votación con estas características mantendrían al Sahara en poder de Marruecos, en todo caso, y esa es la demanda del Frente Polisario, la votación tendría que ser sólo con la población originaria o descendiente de población originaria.




A lo largo de la lucha por su independencia y por conformar un país soberano la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) el pueblo del Sahara Occidental ha sufrido la brutal represión por parte del gobierno marroquí: cientos de desaparecidos, torturados, encarcelados, destrucción de sus viviendas y persecución son la constante.




En el festival, dos denuncias de la mayor importancia hizo la secretaria de educación del Sahara occidental que formaba parte de la delegación saharaui:

1. La “primavera árabe” no es sólo lo que las grandes cadenas televisivas muestran al mundo. Para ellos su primavera empezó en octubre del 2010 cuando más de 20 mil personas conformaron el campamento de la “Dignidad” en Gdeim Izik a 15 km de la capital saharaui en contra del coloniaje marroquí. Este campamento fue arrasado totalmente en noviembre del mismo año por las fuerzas policiaco/militares de Marruecos con el saldo de 19 muertos, 773 heridos, 159 desaparecidos y alrededor de 2000 presos. Esto no se denunció en los grandes medios de comunicación como CNN, El País, etc.

2. Marruecos mantiene el control del 80% del territorio del Sahara gracias al muro más grande del mundo que mantiene a los saharauis en la parte más desértica del territorio. Con una extensión de 2000 km y con más de 3 metros de altura, protegido por alambre de púas, zanjas, fortificaciones cada cinco kilómetros y campos de minas en todo su largo.




El pueblo saharaui necesita de toda nuestra solidaridad para poder terminar con esta ignominia.




¡Viva el digno pueblo saharaui!




¡Fuera Marruecos del Sahara Occidental!



No hay comentarios:

Publicar un comentario