martes, 30 de noviembre de 2010

Brasil revira, sobre información de cable de embajada estadounidense

Ministro de Defensa de Brasil desmiente afirmaciones de documento filtrado por WikiLeaks


El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, negó este martes afirmaciones atribuidas a él por el ex embajador de Estados Unidos en Brasil, Clifford Sobel, en documentos confidenciales divulgados por el sitio WikiLeaks.

El telegrama controvertido, que data de junio de 2008, revela un encuentro sostenido entre el ministro de Defensa brasileño y el ex embajador de Washington en Brasilia, donde supuestamente Jobim afirmó que el entonces vicecanciller de Brasil, Samuel Guimarães, "odia a Estados Unidos y trabaja para crear problemas en la relación entre las dos naciones".

En una nota oficial del Ministerio de Defensa, emitida este martes, se señala que Jobim nunca se refirió en esos términos a su colega de exteriores, y agrega que, por el contrario, Jobim calificó al aludido como un "nacionalista, hombre que ama profundamente a Brasil".

"Si el (ex) embajador dice que Samuel no gusta de Estados Unidos, eso es interpretación del (ex) embajador, yo no dije eso. Samuel es mi amigo", sostuvo el ministro de Defensa, según la nota de prensa.

La comunicación oficial también señala que las relaciones entre Brasil y Estados Unidos, tanto en el ámbito diplomático como en materia de defensa, son cada vez más profundas, a pesar de que entre las dos naciones se vislumbran diferencias a medida que aumenta la relevancia de Brasil en el escenario internacional.

Estas supuestas conversaciones forman parte de los más de 250 mil documentos que el portal WikiLeaks ha ido revelando a cuenta gotas, y que se supone fueron filtrados desde el propio Departamento de Estado.

Los documentos son comunicaciones entre la Cancillería estadounidense y varias de sus embajadas en el mundo.

Sin embargo, y pese a la gran cobertura que han tenido estos archivos, analistas internacionales como el estadounidense James Petras, considera que es necesario investigar si los documentos filtrados en WikiLeaks “han sido seleccionados para beneficiar a unos países y perjudicar a otros”.

En entrevista con teleSUR, Petras se preguntó por qué WikiLeaks no saca a la luz prácticas de espionaje que EE.UU. Realiza para asesinar.

“Por lo menos, hasta ahora, Wikileaks no está presentado más cables que revelan sobre las prácticas norteamericanas, por ejemplo prácticas de asesinos israelíes que colaboran con la CIA (Agencia Central de Inteligencia)”, dijo.

Más temprano, en conversación con teleSUR desde Madrid, el subdirector del diario español El País, Jan Martínez, explicó que pese a tener la totalidad de la data (250 mil papeles aproximadamente), sólo publicarán lo que ese medio considere “de interés público”.

“Sólo vamos a publicar los que son considerados de interés público”, declaró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario