domingo, 30 de agosto de 2009

¿Qué está pasando en el Sindicato Mexicano de Electricistas?

Los Brigadistas #1

NOTIObreras

El gobierno de Calderón quiere quitarle al SME su fortaleza y su carácter combativo, quiere que no defienda la electricidad como un derecho elemental para todo el pueblo mexicano. Están buscando llevarlo a una bizarra discusión interna para que no tome más la palabra en puntos álgidos de la discusión nacional: que no denuncie ante el pueblo el incremento en el precio de las tarifas eléctricas y el recorte al subsidio en la luz que están preparando, que los electricistas dejen de decir ¡tarifa social! Quieren que el SME ya no se pronuncie por la libertad de los presos de Atenco. Se trata de que deje de defender el derecho a la pensión por jubilación con la firmeza que lo ha hecho, beneficio que los de arriba han logrado arrebatarle a la mayoría de los trabajadores del país, pero que en el SME sigue plasmado en la cláusula 64 de su Contrato Colectivo de Trabajo. Quieren que los electricistas no denuncien que Carstens y Calderón están preparando un duro golpe en contra del pueblo mexicano, pues ya han anunciado que va el aumento de impuestos, van los recortes de 85 mil millones de pesos al gasto social, y de 800 millones a la educación superior. No quieren que el SME, se convierta en el portavoz del pueblo.
En las pasadas elecciones sindicales de julio, para elegir al secretario general y a medio comité central, quedó claro que el gobierno está tratando de intervenir en la estructura del SME. La carta que se jugaron allá arriba, fue Alejandro Muñoz, que junto con su planilla, estuvo todo el tiempo tratando de desviar la discusión, invitando a la desmovilización, esparciendo falsos rumores, desconociendo los resolutivos de asambleas y más de una vez, poniéndose al servicio del gobierno federal. Su nueva estrategia es desconocer a Martín Esparza como secretario general del sindicato desde la Secretaría del Trabajo, pero para los trabajadores no hay discusión: Esparza es quien ganó, y quien debe seguir al frente del Sindicato Mexicano de Electricistas.
¿Qué está en juego en realidad? Los derechos y conquistas laborales logrados con la lucha de muchas generaciones de trabajadores. El neoliberalismo en estos casi treinta años se ha encargado de golpear a los trabajadores, ha sido golpeteo tras golpeteo, y con el SME no han podido. Se trata entonces de derrotar la resistencia de este sindicato, para seguir avasallando sin trabas a toda la clase trabajadora del país, arrebatarles TODO, prestaciones, derecho a huelga, cero aumentos salariales, derecho a la jubilación, etc.
Es eso lo que está en juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario