lunes, 11 de abril de 2016

Mural - 11 de abril 2016

Difusión de peritaje de Cocula, “irresponsable”: GIEI

Por José Antonio Román

mié, 06 abr 2016 13:22
GIEIb.jpg
Integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes durante la conferencia de prensa en el Museo Memoria y Tolerancia. Foto @GIEIAYOTZINAPA
Ciudad de México. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) calificó de "irresponsabilidad" la difusión del tercer peritaje sobre el basurero de Cocula, presentado a instancias de la Procuraduría General de la República (PGR).
"La utilización política de esta cuestión muestra una enorme irresponsabilidad y muy poca sensibilidad por el derecho a la verdad, de los familiares, de México y el mundo entero, para el cual el caso Ayotzinapa se ha convertido en una referencia", dijo el GIEI.
En conferencia de prensa, los cincos integrantes del Grupo señalaron que este rompimiento de las reglas por parte de la PGR genera una enorme desconfianza y no contribuye al esclarecimiento de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 y la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.
"El GIEI lamenta profundamente esta decisión y que haya sido tomada por una alta instancia del gobierno mexicano, y especialmente las consecuencias que tiene para todo el proceso que se ha construido de forma paciente y sorteando numerosas dificultades en este más de un año", señala el posicionamiento del grupo de expertos.
Además, recordó que durante este tiempo su trabajo tuvo que hacer frente a acusaciones y señalamientos en su contra "por parte de quienes no están interesados en la verdad en estos últimos meses".
Incluso, señaló que para el GIEI esta manera de manejar la información es una forma de golpear la integridad psicológica de las familias.
En conferencia de prensa, realizada en el Museo Memoria y Tolerancia, los cinco integrantes del GIEI señalaron que cumplirán con la presentación del informe final de este su segundo mandato, el cual termina el próximo 30 de abril.
El Grupo de Expertos informó que ha pedido a la PGR la realización de una reunión con todos los peritos de fuego que participaron en la elaboración de este último estudio. Incluso, advirtieron que no seguirán colaborando en este caso con un proceso de no se ajusta a los acuerdos tomados, a los estándares internacionales y que sólo contribuirá a la confusión y el descrédito.
Señalaron que quien ha tomado esta decisión de difundir un peritaje inconcluso y provisional ha contribuido de forma determinante al quiebre de la confianza y ha supuesto un nuevo impacto en los familiares.
“El GIEI señala que la principal víctima de esta acción es la ruptura de los espacios de diálogo y credibilidad construidos en este año con las instituciones y las víctimas que, aunque no forman parte de nuestro mandato, han sido parte central de nuestras acciones”, dijo.
Así, aunque señalaron que a pesar de que ya no colaborarán con las autoridades en este tema del peritaje, se informó que el GIEI cumplirá con el trabajo para el cual ha sido convocado, y que ahora estará centrado en la elaboración de su informe, el trabajo de las víctimas y la revisión final del expediente, así como en la ley de desaparición de personas.
Insistieron que hay sectores que pretenden bloquear la investigación, centrar la discusión de nuevo en el basurero, fragmentar el expediente, obviar las otras líneas de investigación e incluso tratar de dar por cerrado el caso.
“Nuestro futuro informe tratará de ser una contribución efectiva para los familiares y para México, no una herramienta para generar más polarización, sino que se den las necesarias transformaciones que México necesita: en el sistema de investigación y lucha contra la impunidad, en la atención a las víctimas y en la búsqueda de los desaparecidos”, dice.



Resultados de análisis de ADN realizados en Innsbruck no identifica perfiles genéticos de estudiantes normalistas

Redacción Desinformémonos

9 abril 2016
presentaran-resultados-de-innsbruck-a-padres-de-normalistas-f740d56e0625379a580c9e4a50080bcb
Los resultados contenidos en el sobre enviado por el Instituto de Medicina Legal de Innsbruck referentes al análisis de ADN realizado a las muestras enviadas por el gobierno mexicano en septiembre y diciembre de 2015,  muestran que no obtuvieron al momento,  identificación de los perfiles genéticos de los estudiantes desaparecidos.
En reunión con la representación de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independentes (GIEI) y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF),  la Procuraduría General de la República (PGR) procedió a abrir el sobre cerrado que el pasado martes 5 de abril,  entregó el Instituto de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck (IMG), en Austria.
El análisis realizado por el IMG, cuyos resultados ahora se conocen, son a 53 muestras de ropa y cabellos adheridos a la misma que se encontró en los autobuses,  las cuales fueron revisadas y clasificadas por peritos de la PGR y el EEAF,  y enviadas al IMG en septiembre de 2015, un año después.   Adicionalmente se analizaron también 9 muestras óseas y cabellos provenientes del basurero de Cocula y dos muestras óseas de la bolsa del Río San Juan, remitidas para su análisis en diciembre del mismo año.
Las pruebas realizadas a los restos óseos, fueron las técnicas tradicionales de ADN STR Nuclear y ADN Mitocondrial.  Ahora, el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck está aplicando a las mismas muestras, la técnica de Secuenciación Masiva Paralela, cuyos resultados se recibirán posteriormente.
En un comunicado emitido el mismo día, la PGR señaló que en la reunión estuvieron presentes representantes de los padres, abogados del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Carlos Beristáin y Claudia Paz y Paz por parte del GIEI, Mercedes Doretti y Miguel Nieva del EAAF.  Por la PGR estuvieron presentes Eber Omar Betanzos, subprocurados de Derechos Humanos y otros funcionarios.



Quieren matar a nuestros hijos a punta de mentiras”

BY TLACHINOLLAN ON    6 ABRIL, 2016
Centro de derechos humanos de la Montaña, Tlachinollan

Como madre de familia, quiero decir que el señor (Eber) Betanzos y el tal Ricardo Damián no tienen palabra. Son tramposos y mentirosos. ¿Qué confianza les podemos tener a esos señores que no respetan los acuerdos que tuvieron con el GIEI? ¿Qué calidad pueden tener esas personas que platican en lo oscurito para leer una noticia falsa? ¿Por qué no tuvieron el valor de hablar antes con nosotros y con el GIEI y por qué sí tuvieron el descaro de sentarse frente a las cámaras para leer un documento que no decía la verdad y que tampoco llevaba la representación todos los especialistas?
Eso es lo que me enoja y me lástima porque se ve que actúan con mala intención. Porque se nota que quieren crear más problemas. Sobre todo quieren confundir a la gente que no conoce cómo están las investigaciones del basurero. Me preocupa mucho porque mi familia y la gente que ve la televisión creen que el gobierno ya comprobó por segunda vez que nuestros hijos fueron quemados en el basurero de Cocula.
Luego se vio que la intención no era sana cuando el señor Ricardo leyó el boletín, porque luego se pararon y no permitieron que los periodistas les hicieran preguntas. Se notó que era otra su jugada. Lo que dijeron fue para darle alas al gobierno y a todos los periodistas que trabajan con él. Varios de los reporteros nada más querían oír algo que se pareciera a lo que ya dijo Murillo Karam, para difundir a su modo que sí hubo quemazón en el basurero dando por hecho que ahí quemaron, ya no a 43, sino a 17 de nuestros hijos. Luego sentimos como varios periodistas del gobierno se esmeran para hacernos sufrir y en hacer negocio con nuestro dolor.
Esos señores (Eber y Ricardo) trabajan para quedar bien con sus jefes. No les importa la verdad. Con esta trampa que hicieron, se notó a leguas que quisieron revivir la verdad histórica del señor Murillo Karam. Ese boletín que leyeron luego se ve que lo hicieron otros, porque no se ve que sea de unos especialistas o de gente que dice que es científica. No fue lo mismo escuchar el informe de los antropólogos argentinos (EAAF) que con mucha seriedad y con mucho cuidado informaron paso por paso lo que encontraron en el basurero de Cocula. Lo que dijeron fue con pruebas, con fotos y con información de otras instituciones. Tampoco dijeron cosas que no se pueden probar. Los argentinos dijeron que si hubo fuego, pero que los días 26 y 27 no estuvo registrado un fuego grande. Ellos mismos presentaron en las fotos las ramas y tronquitos que no se quemaron como prueba de que la lumbre que hubo no fue tan grande como dijo Murillo Karam y ahora Ricardo.
Se me grabó mucho cuando en su informe los del EAAF dijeron que en el basurero tenían registrados muchos fuegos, desde antes del 26 de septiembre. Fueron muy responsables porque de esa información no dijeron que uno de esos fuegos podría estaría relacionado con la muerte de nuestros hijos.
Sobre los 17 cuerpos que mencionan en el boletín, ya lo sabíamos. El EAFF nos lo informó pero fue muy claro al explicarnos que no contaban con pruebas para decir a quiénes pudieran corresponder los restos humanos que encontraron en el basurero de Cocula, mucho menos saber el tiempo que han permanecido en el lugar. En todo su informe los peritos argentinos nunca se atrevieron a decir lo que dijo el señor Ricardo, de que en el basurero de Cocula nuestros 43 hijos pudieron ser quemados, tal y como lo declararon los detenidos.
Para nosotras como madres no lo aceptamos. No nos imaginamos cómo un señor que se dice científico afirme estas cosas a la ligera. No se ve que sea una persona seria. No sabemos cómo lo escogieron ni quién lo escogió. Sería bueno investigar cómo se lleva con la gente del gobierno, para saber qué intereses tiene. A nosotras no nos da nada de confianza, no más por la forma como dice las cosas. No le importa el daño que está haciendo, no solo a nosotras como mamás, sino a mucha gente buena que quiere saber dónde están nuestros hijos.
El coraje que nos dio es que nomás llegaron, se sentaron leyeron y se fueron. Lo hicieron como si fueran pericos que nomás repiten las palabras que otros les dicen y que ya no saben responder lo que les preguntan. Es muy triste que haya personas que se presten para hacer el mal, que estén acostumbradas a hacer las cosas para hacer daño a la gente. Ellos nunca imaginan que les puede pasar lo mismo. Creen que porque están con el gobierno no les puede pasar nada a sus hijos. Nosotras no queremos que a nadie le suceda lo que nos pasó a nosotras. Por eso queremos que el gobierno investigue bien, que no diga mentiras y que entregue a nuestros hijos. Esos señores             nomás tiraron el buscapiés para ver a quién lastimaban y se escondieron.
Como padre de familia también quiero decir que cada vez que el gobierno sale a dar una noticia luego nos imaginamos que es para golpearnos, para decirnos que nuestros hijos fueron asesinados y quemados. No son noticias que nos informe sobre los avances de las búsquedas o sobre cómo van las nuevas líneas de investigación. Esto no es noticia, es pesar, es causa de conflicto, porque no hay avances serios por parte de las autoridades. Lo que sí es noticia para el gobierno es todo lo negativo que puedan encontrar sobre nuestros hijos, todo lo que puedan escuchar de nuestras conversaciones en nuestros celulares para decir que andamos chuecos, que somos delincuentes.
Desde que el GIEI demostró con pruebas científicas que la verdad histórica del ex procurador no tenía sustento, empezó la campaña de golpeteo contra todos ellos. Últimamente se están yendo contra nuestros abogados y ya también se están metiendo con nosotros. El gobierno en lugar demostrarnos que está comprometido con la verdad, en los hechos se ha empeñado en construir mentiras y en atacarnos. No sólo trabaja con falsedad sino que ha armado una estrategia para desacreditar todo lo que decimos y hacemos. Nos cerca en varios frentes y busca debilitarnos. En este cierre de la segunda etapa vemos cómo el gobierno está a la ofensiva, fijando posturas que polarizan, haciendo declaraciones que nos ofenden y nos hacen aparecer como padres que queremos lucrar con nuestros hijos.
Lo del boletín que leyeron vemos claramente que el gobierno pretende fabricar una gran mentira y acallar de una vez por todas, nuestro justo reclamo de que nuestros hijos nos los entregue. Esta rueda de prensa es parte de la campaña que el gobierno ha implementado contra el GIEI. Va cerrando la pinza para que a los expertos se les haga aparecer como un grupo que generó muchos gastos y que no entregaron resultados, que sólo vino a estropear el trabajo de la procuraduría. El incidente no es menor, por el contrario es un punto de quiebre, porque quiere hacerlos tronar. Por eso para nosotros el contenido del documento que leyó Ricardo no tiene relevancia, además de que no dice nada serio, porque son afirmaciones sin sustento, su posición es política, no es una postura científica. El señor se presentó no como científico sino como político, porque el documento no contiene datos, ni pruebas que sustente su dicho. Por algo luego se levantaron, porque les iba a llover de preguntas y cuestionamientos. Eso no es una postura que hable bien de un científico ni de un funcionario federal que supuestamente está para hacer investigaciones con sustento científico en favor de las víctimas. Fue más bien un show que nos ofende, porque no estamos para escuchar a gente que le gana más el interés político que el compromiso por la verdad científica.
El gobierno se nos quiere venir encima con todo, por eso no se tienta el corazón para ofendernos, para decir con toda la crudeza posible mentiras sobre el basurero de Cocula. Quiere que desfallezcamos. Ya de plano nos ha declarado la guerra porque no respeta los acuerdos que tomamos con toda formalidad y mucho menos en las reuniones que tenemos vemos que haya avances en la investigación, mucho menos en la búsqueda. Eso nos pega muy duro en nuestra dignidad como personas que llevamos 18 meses buscando a nuestros hijos.
El gobierno con el poder que tiene trata de destruirnos, de cercanos por todos los medios y de debilitarnos para que seamos presa fácil de sus intereses. Su mayor anhelo es vernos divididos, por eso empieza a meterse en lo que platicamos y atacar a compañeros que tienen mayor presencia. Nuestra esperanza es encontrar a nuestros hijos y esta es la que nos mantiene fuertes y la que nos ha permitido vencer todos los obstáculos. Con nuestras fuerzas y el apoyo de la sociedad, el GIEI, el EAAF, la CIDH, la ONU y nuestros abogados hemos podido echar abajo las mentiras del gobierno. Así seguiremos peleando porque las autoridades lo único que quieren es matar a nuestros hijos a punta de mentiras.

EAAF emite opinión sobre peritaje de Cocula

BY TLACHINOLLAN ON    2 ABRIL, 2016COMUNICADOS
A LA OPINIÓN PÚBLICA

Ciudad de México, 2 de abril. Sobre la conferencia de prensa realizada el día de ayer, 1 de abril del 2016, por el Dr. Eber Betanzos, Subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República (PGR), y el comunicado leído por el Dr. Ricardo Damián Torres en relación a las conclusiones del panel de expertos sobre dinámica de fuego, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) señala:
El punto número 1 del comunicado leído por el Dr. Torres señaló: “Derivado de diversos análisis practicados se puede concluir que existe evidencia suficiente, incluso observable físicamente para afirmar que sí existió un evento de fuego controlado de grandes dimensiones en el lugar denominado basurero de Cocula”.
Frente a ello, el EAAF desea puntualizar lo siguiente:
  • El comunicado del panel de expertos  no especifica cuándo (temporalidad) pudo haber ocurrido ese fuego de grandes dimensiones, si pudieron existir otros fuegos en ese mismo lugar y si el evento de fuego de grandes dimensiones al que hacen alusión podría estar relacionado con el evento de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa , tal como sostuvo la PGR;
  • Tampoco aclara qué se considera “un evento de fuego controlado de grandes dimensiones”.
En opinión del EAAF es indudable que hay evidencia de fuego en el Basurero de Cocula. Sin embargo, en su dictamen de febrero del 2016, el EAAF sostuvo  lo siguiente:
a.-Según  muestran las imágenes satelitales de diversos años anteriores al 2014, en el Basurero de Cocula han habido múltiples eventos de fuego, que coinciden con la zona principal de quema de donde PGR y el EAAF recolectaron restos óseos humanos, residuos carbonizados, entre otros elementos . De igual forma, en el subsuelo de la principal zona de quema  del  basurero, se observó la presencia de tierra compacta con residuos carbonizados,  entre  otros elementos,   señalando la existencia de otros eventos de fuego;
b.- El EAAF no ha encontrado evidencia para  poder ligar los distintos eventos de fuego a los elementos recolectados en el lugar, establecer qué evidencia puede estar ligada a qué evento/s de fuego, ni cuántos eventos de fuego han habido en el lugar;
c.-En particular, el EAAF tampoco encontró evidencia que pudiera ligar esos eventos de fuego en particular a la  noche del 26 al 27 de septiembre del 2014
En ese sentido, este nuevo dictamen para aportar a la verdad de los hechos tendría que dar explicación a los temas previamente planteados. El EAAF solicita respetuosamente al panel de expertos que amplíe esta conclusión, dando respuesta a cómo resuelve estas preguntas.
El punto número 2 del comunicado leído por el Dr. Torres señaló: “La recolección de restos óseos corrobora la evidencia suficiente y coincidente entre los equipos forenses, tanto de la Procuraduría General de la República como del Equipo Argentino de Antropología Forense, lo que permite determinar que al menos 17 seres humanos adultos fueron quemados en el lugar”.
A través del examen de varios miles de fragmentos óseos recuperados en el Basurero de Cocula, el EAAF estableció la presencia  de un número mínimo de restos pertenecientes a 19 individuos; los peritos de la Coordinación General de Servicios Periciales (CGSP) de PGR establecieron en su dictamen la presencia de un mínimo de 17 individuos.
Frente a estas conclusiones propias del trabajo pericial en antropología forense puntualizamos lo siguiente:
a.-  No se pudo establecer desde qué fecha (temporalidad) se encuentran  depositados dichos restos allí;
b.- Tampoco pudo establecerse si los restos óseos humanos fueron depositados todos al mismo tiempo o en distintos eventos;
c.- Además, se recuperó una prótesis parcial inferior en perfecta articulación con una raíz y un fragmento de mandíbula, sumado a una prótesis parcial superior que articula coincidentemente con la inferior. Estos elementos claramente  no pertenecen a los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa ya que ninguno de ellos tenía este tipo de arreglos odontológicos y señala de presencia de restos de otros individuos en el Basurero de Cocula;
d.- El EAAF también señaló en su dictamen que era importante tener en cuenta el contexto de la zona de hallazgo de dichos restos en donde sólo en Iguala PGR ha registrado la desaparición de cerca de 300 personas, en su mayoría ocurridas en los últimos cuatro o cinco 4-5 años;
e.- Hasta la fecha no hay ninguna identificación de restos  de los 43 estudiantes desaparecidos realizada sobre restos que se hayan recuperado en el Basurero de Cocula. Los únicos resultados genéticos positivos emitidos por el laboratorio de Innsbruck corresponden a una muestra que proviene de una bolsa que de acuerdo con la PGR, fue recuperada en el Rio San Juan, Cocula.
En síntesis, tal como sostuvimos en nuestro dictamen, no contamos por el momento  con evidencia sobre a quién pueden corresponder los restos humanos recuperados en el Basurero de Cocula, ni cuándo fueron depositados en dicho lugar.
Respecto al punto número 3, en la rueda de prensa se afirmó: “Podemos establecer la hipótesis sobre las condiciones, cantidad de combustibles, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos, tal y como se indicó en las declaraciones de los detenidos por estos hechos. Sin embargo, solamente con una prueba a gran escala podrá confirmarse esta posibilidad. El grupo de expertos ha convenido realizar más pruebas en las próximas semanas con el propósito de confirmar científicamente, si es posible llevar a cabo la quema de 43 cuerpos humanos adultos. Los resultados de esas pruebas serán dados a conocer en su momento”.
Este punto implica entonces que no hay una respuesta concluyente por el momento por parte del panel de  expertos en fuego sobre si fue o  no posible la incineración de 43 estudiantes la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014. Por lo tanto, dicha conclusión por el momento, no afirma ni niega la hipótesis de la PGR.
Con base a todo lo anteriormente mencionado, el EAAF reitera sus resultados expresados mediante el peritaje integral y multidisciplinario rendido ante la PGR el 9 de febrero del presente año, así como su disposición y capacidad técnica para refrendar y discutir dichas conclusiones por medio de los mecanismos previstos en la ley.
Contacto:
Narce Santibañez Alejandre
Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez


Les guste o no, voy a retornar al país, advierte el secretario ejecutivo de la CIDH
Ataque al GIEI y a mí, señal del regreso al México autoritario: Álvarez Icaza
Foto
Si el gobierno va en sentido contrario de los derechos humanos, va en sentido contrario de la democracia, señala Emilio Álvarez IcazaFoto José Carlo González
Sanjuana Martínez
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 10 de abril de 2016, p. 5
Cuando la policía de Arturo El Negro Durazo allanó en 1977 las oficinas del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), su padre, Emilio Álvarez Icaza Manero, le dio un consejo: Te podrán pegar, pero jamás permitas que te aplasten.
Tenía 12 años y aquella frase fue un principio orientador, una lección de vida y causa para Emilio Álvarez Icaza Longoria, quien desde hace 25 años se dedica a la defensa y promoción de los derechos humanos, desde que se incorporó al Cencos como un destino manifiesto, una entrañable herencia familiar y una vocación a prueba de todo obstáculo, para generar cambios en México.
Hace cuatro años se convirtió en el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y el mes pasado la Procuraduría General de la República (PGR), en un hecho sin precedente en el sistema interamericano, abrió una investigación en su contra, a través de la Unidad Especializada en Delitos Fiscales y Financieros, con la averiguación previa UEIDFF/FINIM17/123/2016, por un supuesto fraude de más de 2 millones de dólares, vinculado a la investigación sobre el caso de la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.
Aunque la PGR determinó hace unos días no ejercer acción penal contra él, Álvarez Icaza considera que esta denuncia y la campaña de acoso y difamación contra los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que colaboran en las pesquisas del llamado caso Iguala, son una señal muy clara del regreso a un “México autoritario.
Si el gobierno mexicano va en sentido contrario a los derechos humanos, va en sentido contrario a la democracia, a un contexto de disminución o menoscabo de ésta. La denuncia en mi contra se consideró parte de esta campaña que busca desacreditar, atacar a la CIDH y a los expertos del GIEI. Ambas son señales muy graves y lamentables, dice en entrevista con La Jornada.
En las semanas recientes ha recibido innumerables muestras de cariño y solidaridad. Su madre, Luz Longoria, también defensora de derechos humanos, le dijo algo que lo fortaleció aún más: Tu padre estaría muy orgulloso de ti.
Su esposa, Raquel Pastor, igualmente vinculada a la defensa y promoción de los derechos humanos, lo alentó a defenderse, al igual que sus hijos: “Estoy rebasado, sobrecogido, sorprendido por las expresiones de cariño, acompañamientos, preocupación y solidaridad.
Tuve una reunión con organizaciones de unos 15 países, la cual empezó con expresiones de solidaridad hacia mi persona. Fue muy bonito. Estoy agradecido y fortalecido, indicó.
El autoritarismo
Mientras se iniciaron las reuniones privadas entre el gobierno mexicano y la CIDH en el contexto del 157 periodo de sesiones celebradas en Washington, en México la PGR desestimaba la denuncia en su contra:Lo que preocupa es que a una denuncia temeraria e infundada le hayan dado entrada. Eso, en sí mismo, parece un mensaje, dice Álvarez Icaza Longoria.
–¿Cuál es el mensaje?
–Es un mensaje en contra de la CIDH, del GIEI, del secretario ejecutivo, del movimiento de derechos humanos.
“El hecho de atacar al secretario ejecutivo no tiene precedente en el sistema interamericano. No ha habido casos así. Ni durante las dictaduras militares se ha presentado una denuncia contra el secretario ejecutivo y menos en un caso solicitado por el propio Estado.
Si hubo una acción legal en contra del secretario ejecutivo de la CIDH, ¿qué pueden esperar los defensores de derechos humanos en México? Un defensor que este metido en la sierra, por ejemplo.
–¿Es contradictorio que el Estado mexicano solicita la presencia de expertos del GIEI y es el que propicia esta campaña de difamación?
–No sólo lo pide el Estado, sino que lo firman funcionarios mexicanos de alto nivel: dos subsecretarios y una subprocuradora. Fue el Estado mexicano el que solicitó la asistencia y ahora hay un contexto donde se descalifica.
Si no se generan las medidas de respaldo al trabajo a los expertos de manera categórica y fuerte, es un asunto de mucha preocupación. Es muy cuestionable buscar desacreditar con quienes te sientas a trabajar y cuyas recomendaciones están siendo atendidas en la lógica de saber qué pasó con los 43 muchachos de Ayotzinapa.
–¿Y como entendió la denuncia contra usted?
–Fue un mensaje inhibidor en el trabajo de defender los derechos humanos. Es muy grave.
–¿A qué atribuye los dardos contra usted?
–Son formas de rechazo muy en contrasentido a la lógica que debe imperar en una cooperación internacional de derechos humanos acorde con las obligaciones internacionales de un Estado y acorde a su propia Constitución.
–La acusación concreta era sobre los gastos de esos 2 millones de dólares...
–Esa es la parte temeraria e infundada, porque se ha informado la evolución de los gastos al Estado mexicano. Tan es así que no sabemos cómo se han filtrado esos informes a algunos periódicos. Eso ni siquiera es motivo de debate.
–¿Por qué no?
–No vamos entrar al debate de demostrar la honorabilidad de los expertos del GIEI. Por supuesto que se han dado los informes de gastos; se dará todo cuando termine, es parte de las reglas de operación de la CIDH. Todo está debidamente comprobado. Y ya se han hecho informes parciales de cómo va evolucionando el gasto, pero si generan una discusión porque no se comparte lo que hacen los expertos, diciendo que el dinero que se dio no está bien gastado, que son unos pillos y por lo tanto hay fraude, eso va más allá de lo ridículo.
–¿La denuncia fue una venganza por el informe demoledor de la CIDH sobre la situación de los derechos humanos en México?
–La CIDH hizo un diagnóstico sobre una situación de crisis de derechos humanos que vive México. No es el único organismo internacional que ha expresado su preocupación en ese tono. El alto comisionado de la Organización de Naciones Unidas lo dijo, el relator para tortura expresó sus preocupaciones, el Comité para Desapariciones Forzadas manifestó algo similar, Amnistía Internacional se ha pronunciado, Human Rights Watch se ha manifestado; incluso el Departamento de Estado estadunidense suspendió el componente de derechos humanos de la Iniciativa Merida... cada quien en sus términos y en su competencia han coincidido en el diagnóstico de la crisis de derechos humanos en México, no es un tema sólo de la CIDH.
–¿Qué puede destacar de esta crisis?
–Las violaciones graves, las desapariciones forzadas, la tortura, las ejecuciones extrajudiciales, los excesos en el uso de la fuerza, la debilidad del aparato de justicia, que tiene condiciones de impunidad estructural, y algunos temas sobre incapacidad del Estado para responder en términos de justicia a las víctimas. Además están los altísimos números sobre la falta de juicios, sanciones y denuncias... es un problema de impunidad muy severo.
–¿Qué significan estas cuatro palabras para usted: Tlatlaya, Ayotzinapa, Apatzingán, Tanhuato?
–Son casos paradigmáticos muy graves que han significado hechos muy preocupantes, algunos de ellos están en situación de investigación y no me puedo pronunciar sobre el particular porque pueden llegar a la comisión. Hay elementos para suponer responsabilidad estatal. En algunos de ellos no cabe duda, como en el caso de Ayotzinapa, donde es reconocido que se trata de desaparición forzada, o en Tlatlaya, con participación de las fuerzas armadas; en las otras dos participación de fuerzas del orden federal del Estado.
–¿Cuál es el futuro del caso Ayotzinapa?
–La CIDH no se ha aproximado al fondo del caso, todavía estamos en el ámbito de la medida cautelar. Se tiene prevista una reunión con el GIEI. Los peticionarios han solicitado formalmente la continuación de la asistencia técnica. Se va a escuchar lo que tengan que decir los expertos y lo que tenga que decir el Estado.
–El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio por terminado el segundo periodo de los expertos, cuando en realidad es la CIDH la que debe decidirlo...
–Lo que se firmó es que la CIDH, en consulta con las partes, es la que decide. Nosotros formalmente no hemos sido notificados.
–¿Hay posibilidad de que continúe la labor del GIEI?
–La comisión ha manifestado el interés de asistir y ayudar. Por eso preocupa tanto que se esté dando esta campaña en contra de los expertos, aunque honestamente creo que el debate no es sobre ellos; el debate es sobre qué pasa y dónde están los 43 muchachos. Eso es lo principal.
–¿Adónde se encamina México si esto sigue así y no se corrige el rumbo?
–Veo problemas que el informe de la CIDH refleja con mucha gravedad. La no atención de eso, lo único que va a hacer es ahondar la crisis de derechos humanos. El sentido de los informes es que se atiendan, que se colabore en su solución. No atender esas señales lo único que hará es que el problema sea mucho mayor, más grave y más difícil de resolver.
Volver al país
Álvarez Icaza ya hizo pública una carta donde anuncia que no se presentará a la relección de la secretaría ejecutiva de la CIDH, porque prefiere volver a México: “Me duele mucho lo que sucede en mi país, y esa es una de las principales razones por las que decido dejar la secretaría ejecutiva. Las visitas fueron muy fuertes, los testimonios de las víctimas muy dolorosos. Recorrer las fosas clandestinas, los testimonios de los padres buscando a sus hijos, a sus familiares y los mecanismos tan rudimentarios, la experiencia en Iguala con los familiares fue muy triste.
–Parece que hay gente que prefiere que usted no vuelva...
–Con o sin su parecer, yo estaré en México. Tuve muy buena escuela con mis padres; he aprendido mucho de las víctimas. Bajo ese principio, he guiado mi vida y así voy a seguir. No sólo es un tema mío, es algo que tiene que ver con la búsqueda de justicia, la dignidad de las víctimas, con cambiar las cosas que están mal y no son aceptables en México. Limitar y amenazar a los defensores de derechos humanos busca inhibir su trabajo y que se echen para atrás. No es el caso.
–¿Después de lo sucedido, se va a replantear regresar?
–Por ningún motivo; al contrario, les guste o no, yo voy a regresar.

El fantasma del autoritarismo que nunca se ha ido

By Redacción | 11/04/2016
Gilberto Carlos Ornelas
En el país ha habido muchas transformaciones políticas en las últimas décadas, de tal forma que resulta difícil suponer que el actual entramado político de la sociedad mexicana permitirá que se afiance una restauración del viejo régimen, a menos que suceda un desastre político. No obstante, y ya en los prolegómenos de las elecciones del 2018, a menudo se presentan hechos que muestran al fantasma del autoritarismo actuando todavía en la vida política del país, y que nos recuerdan que nuestra democracia es frágil, nuestro estado de derecho, precario y que el respeto a las libertades y derechos humanos está condicionado aún por la alta burocracia y sus intereses de mantener una amplia discrecionalidad en el ejercicio del poder.
Esta reflexión viene al caso cuando la opinión pública ha podido conocer, en las últimas semanas, una serie de disposiciones y actos de gobierno que evidencian que el dinosaurio autoritario sigue ahí, despierto y actuante. Más allá del indeleble e injustificable episodio de la persecución a la periodista Carmen Aristegui, ha resultado imposible no  ver el trato amenazante al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), el portazo al relator especial de la ONU contra la Tortura, el linchamiento mediático al Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), la campaña contra los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y, estos días, la aprobación de la Ley Reglamentaria del artículo 29 de la Constitución.
Primero fue la presunta investigación penal contra el secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, exombudsman del DF y que se ha distinguido por su crítica incisiva hacia el gobierno mexicano en materia de derechos humanos. La operación no pudo ser más burda cuando un personaje cercano al gobierno mexicano lo “acusó” de “fraude” arguyendo que los especialistas que envió ese organismo a coadyuvar en la investigación de los crímenes de Iguala, no eran “personas probas”. Y con base en esa frivolidad, la PGR inició una averiguación penal que luego, magnánimamente, canceló pretextando errores de procedimiento.
Otro hecho preocupante sucedió hace dos semanas: el gobierno mexicano, actuando como dictadura bananera y olvidando el mínimo respeto a las instancias internacionales, comunicó al relator especial de la Naciones Unidas contra la Tortura, el abogado argentino Juan Méndez, que no podría aceptar su visita al país hasta después de octubre de 2016, sabiendo que él terminará su gestión el próximo mes de septiembre. Obviamente esa grosería política fue la respuesta autoritaria al informe que esa relatoría presentó en abril de 2015 reportando que la tortura en México seguía siendo una práctica generalizada.
Similar tratamiento se ha dirigido contra el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales, que desde hace un año coadyuva en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos. Claramente, el GIEI se ha convertido en un grupo incómodo para el gobierno desde que evidenció que la “verdad histórica” promulgada por la PGR y Murillo Karam fue sólo un montaje para cerrar la investigación sin aclarar la intervención de los elementos militares en aquellos eventos criminales, ni la negligencia de la autoridad federal que demoró una semana en asumir la investigación, ni la dimensión de la red de tráfico de opio y heroína entre Iguala, Guerrero, y Chicago, III -cuya evidencia inicial podía ser el misterioso quinto autobús inmiscuido en los hechos de Iguala-. La operación para deshacerse del GIEI comenzó cuando, intempestivamente, al margen de las reglas pactadas, un grupo que preparaba el nuevo estudio de la presunta incineración de los estudiantes desaparecidos, afirmó que sí fue posible una incendio como el que sustentaba la “verdad histórica”. Casi de inmediato, la Secretaría de Gobernación anunció que ya no sería necesario el apoyo del GIEI a partir del 30 de abril que termina su periodo de colaboración. Ello pese a que no se ha logrado establecer con certeza el paradero de los 43 desaparecidos. En la práctica, se ha ejercido un linchamiento mediático contra el GIEI, encabezado por los articulistas de prensa afines al gobierno.
Casi de manera paralela, se difundió un video donde un supuesto narcotraficante de los “Rojos de Guerrero” reclama 200 mil pesos al padre de uno de los normalistas desaparecidos. Esa “noticia” sirvió para desatar una campaña contra el movimiento que exige llegar a la verdad auténtica de la noche trágica de Iguala. Resulta evidente que desde la Segob y PGR se intenta sostener la “verdad histórica” apoyada básicamente en las declaraciones arrancadas a los sicarios inculpados.
Junto a estas maniobras propias del viejo régimen autoritario, en el Congreso de la Unión está a punto de aprobarse la Ley Reglamentaria del artículo 29 de la CPEUM, que establecerá los mecanismos para que el gobierno pueda declarar eventualmente la suspensión de garantías constitucionales en el país. Esa ley, que surgió de una propuesta de varios senadores de izquierda para acotar los excesos de una posible suspensión de garantías, se concretó  en una iniciativa presidencial que pretende otorgar “un margen muy amplio de discrecionalidad en el que múltiples situaciones pueden ser consideradas por el Ejecutivo casos que justifiquen el establecimiento del estado de excepción suspendiendo la libertades y derechos más elementales con el pretexto de peligro de la paz pública”, según lo han denunciado organizaciones defensoras de los derechos humanos, académicos y  profesionales del derecho.
Aprobar una ley que siquiera abra esa posibilidad ya es muy grave. Lo más preocupante radica en el hecho de que en el Poder Legislativo federal, casi todas las fuerzas políticas -PRI, PAN, PRD, PVEM, PT y PES- con ligereza irresponsable, están avalando un instrumento que podría legalizar la supresión de garantías con un alto grado de discrecionalidad.
Estos hechos no son obras de la casualidad. El fantasma del autoritarismo es más real que ficticio, y se manifiesta cotidianamente en las instituciones republicanas y en nuestra inacabada transición democrática. Pareciera que desde la gobernación del país se esté apostando por el autoritarismo, cosa que sería más preocupante cuando su titular se apresta a competir en la próxima sucesión presidencial.

Cocula: chicana gubernamental
Luis Hernández Navarro
Una chicana, según el diccionario de la Real Academia Española, es una artimaña, un procedimiento de mala fe. Una chicana fue, lisa y llanamente, lo que la Procuraduría General de la República (la PGR) hizo al dar a conocer de manera unilateral y sesgada los resultados preliminares del tercer peritaje sobre el basurero de Cocula.
La chicana comenzó desde la misma conferencia de prensa a la que la PGR convocó para difundir el peritaje preliminar. Ante los medios de comunicación, el subprocurador Eber Omar Betanzos, y Ricardo Damián Torres, director regional para América Latina de la firma PT&C/LWG Forensic Consulting Services, con una importante cartera de negocios en México (http://goo.gl/cQjIY5), dieron la bienvenida a los presentes y leyeron dos documentos. Todo en apenas unos cuatro minutos. Al terminar agradecieron la presencia de los periodistas, se levantaron de la mesa y se fueron. A pesar de la importancia del tema, no permitieron ni una sola pregunta. ¡Ni una!
A la conferencia de prensa no asistieron los otros cinco expertos en materia de fuego. Tampoco los integrantes del Grupo Interdiciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Todos tendrían que haber participado.
La PGR y el GIEI firmaron un acuerdo en febrero pasado en el que se fijaron las bases para el nuevo estudio. Allí se estipuló que los peritos debían guardar confidencialidad sobre el trabajo realizado y que todas las fases del estudio se realizarían de consenso. El pasado 1º de abril, la procuraduría rompió el convenio.
A pesar de que ninguno de los expertos podía acudir como vocero o representante del grupo, sin presentar de manera clara a los integrantes, y sin explicar por qué había sido elegido, Ricardo Damián Torres, que fue seleccionado a la comisión de expertos de fuego por la procuraduría, fue presentado a los periodistas por parte del subprocurador Betanzos como el vocero de sus compañeros.
El informe preliminar dado a conocer por la PGR rompe el acuerdo signado el 29 de octubre de 2014 entre el presidente Enrique Peña Nieto y los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa. El documento señala que ninguna dependencia del gobierno federal dará información a la prensa sobre el avance de la búsqueda y de la investigación, sin notificar previamente a una comisión mixta de seguimiento e información. Ni los padres ni sus representantes fueron informados de lo que se dijo en la conferencia de prensa.
En una reunión con el GIEI, previa a la conferencia de prensa, Damián dijo que lo que iba a informar en ésta era que no se había podido determinar si el hecho habría ocurrido o no, y que el equipo necesitaba nuevos estudios y pruebas experimentales para determinarlo. Mintió. Ante los medios de comunicación, se refirió a partes del contenido de un informe provisional, no analizadas por el GIEI, y que no tienen el consenso del resto de los expertos de fuego. Volvió a mentir.
En el documento que Damián Torres leyó a los periodistas en un español con marcado acento estadunidense, trató de revivir laverdad histórica del gobierno federal. Tramposamente, dijo que sí existió un evento de fuego controlado en el basurero de Cocula; que 17 adultos fueron quemados en el lugar, y que las condiciones de tiempo y circunstancias indican la posibilidad de que fueran quemados 43 cuerpos, aunque sólo con una prueba a gran escala podría confirmarse esa hipótesis.
Tramposamente, porque Torres adelantó información de una investigación que aún no concluye, presentándola como si fuera definitiva. Porque antes de la conferencia de prensa del 1º de abril, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) había documentado que en el basurero de Cocula se encontraron restos de 19 personas, pero que no hay evidencia de su identidad ni de cuándo fueron depositados allí. Porque el ejecutivo de PT&C/LWG Forensic Consulting Services no especificó cuándo pudo haber ocurrido ese fuego. Porque el mismo EAAF había reconocido la existencia de varios fuegos en el basurero de Cocula anteriores al 26 de septiembre de 2014.
Nada más terminar la conferencia de prensa, se lanzó en redes sociales un intenso bombardeo contra el GIEI, continuación del que comenzó a partir de que los expertos hicieron cenizas el relato de la PGR. Miles de boots se dedicaron a tratar de revivir la verdad histórica y a calumniar a la comisión. Después, para tratar de rematar la ofensiva, entraron en acción los columnistas del régimen.
La chicana gubernamental fue respondida por el GIEI, que advirtió que la PGR había roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero, vista la falta de cumplimiento del acuerdo de Washington y de los acuerdos tomados para este caso en el camino. También supone una ruptura de los criterios establecidos en las bases del estudio.
Adicionalmente, el EAAF salió al paso de la maniobra de la procuraduría. En un detallado documento, refutó paso a paso las mentiras e inconsistencias de Damián Torres. El tercer peritaje no liga el fuego con los 43, concluyó.
Mientras, la campaña contra el GIEI sigue adelante. Distintas plumas cercanas al gobierno insisten falsamente en que, salvo por el fuego del basurero de Cocula, no hay diferencias sustantivas entre el relato gubernamental y el informe del GIEI. Cualquier lector cuidadoso del trabajo de los expertos independientes puede darse cuenta de que esto es mentira.
En la misma dirección se ha querido confrontar los informes del GIEI y del EAAF, a pesar de que son complementarios. Es un embuste decir que las conclusiones de los forenses argentinos desmienten las de los expertos independientes; por el contrario, las confirman.
La última chicana de la PGR, enfilada en su estrategia de no renovar el convenio de colaboración con el GIEI, tendrá como consecuencia la destrucción de un sólido canal de interlocución con los padres de los 43, el avivamiento de las protestas radicales en Guerrero y un mayor descrédito del gobierno mexicano en el mundo. Por lo visto, la administración de Peña Nieto está empeñada en que la noche de Iguala lo persiga más allá de su sexenio.
Twitter: @lhan55



Incertidumbre histórica
Pedro Miguel
Una vez destruida toda verosimilitud de la verdad histórica y puesta en evidencia la determinación del gobierno federal de urdir una mentira histórica para encubrir algo aún más truculento y sórdido que esa fábula, la Procuraduría General de la República (PGR) se concentra ahora en fabricar una incertidumbre definitiva sobre el destino de los 43 muchachos normalistas que fueron desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014 por fuerzas del Estado. La construcción de la incertidumbre como lápida final para un crimen incómodo es un conocido recurso de autoexculpación del poder político. Claro que en términos de imagen lo más conveniente es ofrecer una explicación plausible que desvíe la atención de los culpables reales y la haga recaer en culpables inventados o que la constriña a unos autores o cómplices materiales de poca monta. Pero si eso no es posible, más vale pasar por ineptos que por criminales. ¿Quiénes ordenaron los asesinatos de los Kennedy? ¿El de Olof Palme? ¿El de Colosio? Misterio. Las pesquisas iniciales de esos delitos fueron inmundas, más pensadas para oscurecer que para aclarar; se dejó pasar el tiempo, se destruyeron pruebas, se ocultaron testimonios y se fabricaron otros, se sembraron pistas falsas, el enredo acabó por ser inexpugnable y los asesinos quedaron a salvo de la justicia.
“Si la sociedad no acepta nuestra versión de lo ocurrido en Iguala –parecen calcular ahora los operadores del peñato–, al menos que no quede al descubierto nuestra determinación de construir un desenlace imaginario; si instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los Expertos Argentinos en Antropología Forense (EAAF) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) insisten en descubrir incoherencias, falsedades y deficiencias, arrojemos lodo sobre ellas, vía interpósitas personas (o muchedumbres virtuales de peñabots) para restar credibilidad a sus señalamientos. Negociemos: tú no aceptas nuestra ‘verdad histórica’ y nosotros no reconoceremos nunca que mentimos en forma deliberada, así que convengamos un descuento de 50 por ciento y dejémoslo en incertidumbre histórica”.
Aunque, en realidad, no hay negociación alguna, sino un puñetazo sobre la mesa. No fue otra cosa la patética presentación ante medios del subprocurador Éber Omar Betanzos y su especialista Ricardo Damián Torres –lectura de un boletín sin espacio para preguntas– a fin de poner sobre la mesa, de manera sesgadísima, algo del no concluyente ni concluido peritaje del Grupo Colegiado de Expertos en Fuego. Ese acto unilateral violentó los acuerdos básicos de trabajo que habían sido adoptados por la PGR y el GIEI, los compromisos con los padres de los 43 muchachos, las reglas que se había fijado para el desempeño del equipo de especialistas en fuego, la verdad y la decencia.
El hecho de que algunos restos humanos fueron incinerados en Cocula se sabe desde hace mucho, como se sabe, también, que no pertenecían a ninguno de los normalistas. Ello exhibe la pavorosa ruptura del estado de derecho en tiempos del calderonato y del peñato, pero no fortalece de manera alguna la historia de Jesús Murillo Karam. En suma, el espectáculo encabezado por Betanzos fue diseñado para hacer creer que laverdad histórica tiene algún porcentaje de certeza y que el GIEI mintió, a fin de justificar la decisión gubernamental de poner fin a la misión del grupo en el territorio nacional.
Se trata, pues, de un episodio más en el desempeño del gobierno federal caracterizado por la indolencia, el descuido y el desaseo, las omisiones, la obtención de confesiones bajo tortura, el ocultamiento de pruebas, la opacidad, la criminalización de las víctimas, la distorsión sistemática de los resultados científicos, las campañas sucias y a trasmano contra los expertos independientes, el incumplimiento de acuerdos y de reglas previamente establecidas. Urgía echarle al crimen una capa más de inconsistencias y contradicciones para diluir las certezas –las únicas posibles: que la PGR sigue ocultando la verdad– y extender la impresión de que es imposible saber qué ocurrió aquella noche. Para decirlo rápido y a falta de mejor adjetivo, fue un acto procuraduriento a más no poder.
Han transcurrido 18 meses y medio desde la agresión contra los muchachos normalistas y el régimen sigue negándose a revelar la verdad de lo sucedido. Si no se ejerce ahora una presión social decisiva que reivindique la lucha incansable de los padres de los 43 y el valioso trabajo del GIEI y de los EAAF, el peñato se saldrá con la suya y podrá imponer como solución final la incertidumbre histórica, la impunidad y el encubrimiento.
Twitter: @Navegaciones





Intransigencia del Estado, podría imposibilitar la renovación del periodo del GIEI, alerta presidente de la CIDH
Por: Redacción Revolución / 4 abril, 2016
GIEI
(04 de abril, 2016).- En recientes declaraciones el Secretario de Gobernación, Miguel ángel Osorio Chong, negó la prórroga al GIEI para continuar con las investigaciones y esclarecer lo ocurrido en el caso Ayotzinapa. Al respecto el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI), James L. Cavallaro advirtió que esa decisión no recae ni aún en Enrique Peña, pero “si el Estado adopta una actitud intransigente, podría imposibilitar la renovación”.
Abogado graduado en la Universidad de Harvard y con un posgrado en derecho por la Universidad de California en Berkeley, Cavallaro aseguró haberse sorprendido con las recientes declaraciones del secretario de gobernación pues “No es decisión del señor Osorio Chong, dar por terminada la participación del GIEI en el caso Ayotzinapa”.
En entrevista para la revista Proceso, el presidente de la CIDH confirmó que la extensión y ampliación de la prórroga, respecto al trabajo del GIEI, es una decisión “solamente” de la Comisión Interamericana
No obstante, en una entrevista para radio Fórmula del martes 29 de marzo el Secretario de Gobernación aseguró que “no habría otra prórroga para el GIEI; el próximo 30 de abril concluye su labor como coadyuvante del gobierno mexicano en la investigación del caso Ayotzinapa”
Ante ello, Cavallaro observó que la CIDH se encuentra “dentro del plazo” en sus pesquisas y que el tiempo estipulado en el acuerdo firmado con el gobierno se termina a finales de abril.
El acuerdo suscrito por la Comisión Interamericana y el Estado mexicano el 18 de noviembre del 2014 consigna que la propia comisión a es la única que podrá resolver con respecto a su participación en el esclarecimiento de los hechos del caso Ayotzinapa. Por ello, el gobierno mexicano no tiene ninguna injerencia posible.
Asimismo, en su décimo articulado puede leerse: ”El mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos sería de seis meses” y previene que “se podrá por el tiempo necesario para el cumplimiento de su objetivo, en consulta de la CIDH con las partes.”
Por eso para James Cavallaro es un despropósito que el gobierno quiera deslindarse de la Comisión cuando “fue el Estado mexicano el que solicitó que se creara el GIEI, lo ha financiado. Es interesante y muy curioso que ya no quiera que continúe colaborando; es lamentable la maniobra del gobierno de decir que no se va a renovar”, denunció.
Este lunes 4 se inician en Washington las sesiones de la CIDH, que terminarán el viernes 15. En ese plazo la Comisión decidirá el futuro de la participación del GIEI en el caso Ayotzinapa, en consulta con las partes involucradas.
Campaña de desprestigo y obstaculización contra el GIEI
Es importante rescatar que fue el GIEI, comisión con reconocimiento oficial, uno de los responsables de derribar la “verdad histórica” de que los estudiantes habían sido incinerados. Y después de tales hechos, el Estado mexicano ha pretendido contradecirlos, hasta la fecha, con la reciente declaración del experto en fuego, Ricardo Damián Torres.
Desde entonces el GIEI se ha visto obstruido en sus pesquisas. Prueba de ello, fue que el gobierno no les permitió el acceso al 27 Batallón (de Infantería) –de Iguala– ni tampoco entrevistarse con los soldados, según reveló Cavallaro
Además, la Procuraduría General de la República (PGR) inició una investigación contra el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por supuesta malversación de fondos públicos en detrimento de la federación por un monto estimado en dos millones de dólares.
La denuncia la interpuso el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez. Hechos que fueron calificados por Álvarez Icaza como “un retroceso a los tiempos dictatoriales”.
Cabe resaltar que la financiación que otorgó el gobierno para los trabajos que ha realizado la Comisión del GIEI fue depositada directamente a las cuentas de la Secretaría General de la OEA, a través de su Secretaría de Administración y Finanzas, por lo cual la CIDH no estaría facultada para manejar recursos financieros.
Se-los-llevaron-vivos-los-queremos-vivos 




Manifiesto La Nuit debout
¿Sabes lo que está ocurriendo allí? Miles de personas nos reunimos en  la Plaza de la República en París y en toda Francia, desde el 31 de marzo. Muchas asambleas se forman y la gente discute e intercambia opiniones. Todo el mundo recupera la palabra y el espacio público.
Ni escuchados ni representados, la gente de todos los ámbitos recuperamos la reflexión sobre el futuro de nuestro mundo. La política no es un asunto para los profesionales, es un asunto de todos. El ser humano debe estar en el centro de las preocupaciones de nuestros líderes. Los intereses particulares hoy son prioritarios sobre el interés general.

Cada día somos miles de personas que ocupamos el espacio público para retomar nuestro lugar en la República. Venid y uníos a nosotros para decidir juntos nuestro futuro común.
París, Plaza de la República: La Noche en Pie quiere ser una llamada de atención
Jérôme Latta
No es todavía una "primavera", o una ZAD (zona ocupada), ni la Comuna, ni la gran noche ... Pero puede ser el comienzo de algo. Ayer por la noche, 32 de marzo, la Noche en Pie ha tenido su segunda edición y da la sensación de que, por fin, algo pasa ...
Entre la estatua de la República y el ágora organizada a sus pies, un porche improvisado con una pila de cartones lleva a un lado la inscripción: "Nadie entrar aquí sino se ha rebelado." Por el otro lado: "nadie sale sino está convencido." El viernes por la noche ha tenido lugar la segunda "noche en pie", continuación inesperada de la manifestación del 31 de marzo contra la reforma laboral. Francia puede tener, con varios años de retraso, su "Occupy" su "primavera", sus "indignados".
La idea surgió durante las proyecciones de Merci, patron! (¡Gracias, jefe!) [1]. La película de François Ruffin ha sido proyectada precisamente el jueves. "¿Cómo darles  miedo?", se preguntaban en febrero los miembros del periódico Fakir, que han tomado la iniciativa de la convocatoria. O, ¿cómo ocupar el espacio y el tempo político fuera de las citas rituales que son las manifestaciones?, ¿cómo crear lugares de democracia real más allá de aquellos - físicos o virtuales - donde la política permanece encerrada?
Una voz efervescente
Por ahora, la policía se mantiene todavía lejos del amplio círculo que se formó alrededor de un sistema de sonido improvisado, la segunda noche consecutiva en la Plaza de la República este "32 de marzo". Como antes, los CRS va a esperar a la mañana para evacuar a los que optaron por pasar la noche al raso. La noche del viernes, la asamblea general comenzó a las 18:00 y se detuvo poco después de la medianoche, con una invitación a unirse a los comités de: organización, comunicación, acciones, catering, servicio de seguridad (con el nombre de "mantener la calma"), etc. . Mientras tanto, las intervenciones se ​​han sucedido.. Su tiempo es limitado, no temas.
Obviamente, hay confusión, momentos tontos y cierta dispersión. No todo el mundo tiene la elocuencia de Frédéric Lordon, que había intervenido el día anterior. [2] La autogestión, las "actividades disidentes", la "ocupación del espacio de los medios de comunicación" se sugieren, sin mucha precisión. Pero se han oído palabras más fuertes que otras.
"!Es el momento de mostrar la solidaridad entre nosotros!"."!No pedimos permiso para ocupar las plazas! "" Vamos a hacer un montón de debates, es la democracia, vamos a trabajarlo!".
Se aborda el tema de la violencia: se excluye contra de la gente, pero se sigue considerando contra la propiedad. Un orador condena el "auto-servicio de Franprix de al lado." Hay momentos menos tensos. Al instante se encuentra un interprete para un trabajador rumano que quiere hablar. También hay momentos de pasión y, entre aplausos, un "!Viva la revolución!" es respondido con un clamor. Nora despierta la risa:"Me me hace feliz ver esta Francia. Con hermosos chicos, sí. "
Organizar la democracia
Dos ejes importantes emergen: la convergencia de las luchas y la democracia. Una democracia enferma de sus élites y su personal político, que debe reinventarse localmente. "!No hacerse ilusiones con el peso de las urnas, la democracia está confiscada por una casta podrida!", grita un orador. Otro no subestima las dificultades que enfrentan los presentes:"Nuestro principal problema es la organización de nuestra democracia".
No se puede hablar más de dos minutos, se necesita el 80% de las manos levantadas (aproximadamente) para que una propuesta sea adoptada, algunos protestan ante la duda. Cualquier indicio de liderazgo parece indeseable, pero es una cuestión de tiempo designar (¿por elección, por sorteo?) un "Ejecutivo" en la Comuna. ¿Se la proclamará? Todavía no, aunque un graffiti por encima de la entrada del metro expresa el deseo: "!Que reviva la Comuna! ". Sin embargo, el nombre "Comuna de pie" ha sido adoptada por aclamación, al comienzo de la tarde.
Mientras tanto, un orador llama a la acción en lugar de discutir de forma indefinida. Hay muchas protestas y la moción es derrotada. Así que continuamos discutiendo, a pesar de que existe incertidumbre sobre la capacidad de organizar una democracia horizontal. Un "viejo sesentaochista de provincias" pide que los mandatos sean revocables "a la primera traición." Antes, todos habían expresado su acuerdo para organizar las listas de peticiones y encontrarse en las salidas del metro con la población. Pero también "en los suburbios, en los pueblos."
Que la noche dure
En cuanto a las luchas, no convergen aun, pero su diversidad se recuerda constantemente – la reforma laboral, la violencia policial, el sexismo, el racismo y la islamofobia, los migrantes indocumentados, los refugiados, las malas condiciones de vivienda, la ecología ... Se multiplican los llamamientos a apoyar a tal o cual movilización en los próximos días. Un joven que se presenta como un "banlieusard” de los suburbios del sur: "Espero que esta voluntad de convergencia tenga éxito. Se deben ocupar todas las plazas, el Ayuntamiento y la oficina de la Sra. Hidalgo. "
Quien le sucede en el micrófono, no menos aplaudido, parece tener la respuesta: "La convergencia no es esperar hasta que los barros vengan aquí, es ir allí ".
Se propone un "punto de pliegue" en París en otro lugar en caso de expulsión manu militari, Se da una cita para el sábado: "Les invito a volver mañana con algunos amigos para ocupar toda la Plaza".
La Noche en Pie está allí, llena de entusiasmo y emocionante en sí misma, pero insegura si será capaz de consolidar su camino. Las condiciones son favorables, por la confluencia de la exasperación provocada por la reforma laboral y los recortes del Gobierno, el resentimiento causado por la violencia de la policía y, en general una revuelta latente desde hace tiempo. Algunos presagios habían augurado que sería posible: el éxito de la petición contra la ley El Khomri, el entusiasmo en torno al hashtag # OnVautMieuxQueÇa y, por supuesto, el tamaño de las manifestaciones ... Para que esta la dinámica continúe, es necesario que el movimiento se convierta en un enjambre en las ciudades y se organice en las redes sociales, no carecer de ideas ni darles continuidad. Un hermoso taller, organizado de urgencia.
Para seguir los debates en la Plaza de la república: (http://www.convergence-des-luttes.org)
Desde el 31 de marzo  ... "La noche en pie, un movimiento que responde a una necesidad urgente de expresarse". Entrevista
Robi Morder
Desde el 31 de marzo, cientos de personas se reúnen cada noche en la Plaza de la República en París para denunciar el proyecto de ley de reforma laboral. Análisis de Robi Morder, presidente del Grupo de Estudio e Investigación sobre los movimientos estudiantiles (GERME). Le entrevistó Jean-Baptiste François para La Croix.
¿Cómo comprender el movimiento "La Noche en Pie"?
Los miles de personas que comienzan a sumarse a este movimiento plantean la cuestión de la representación, incluyendo la representación política. Entre ellos, muchos jóvenes, ya que son los primeros dispuestos a ocupar el terreno, pero no sólo. Pensionistas, asociaciones de agricultores también se alinean detrás de la nueva generación. Eso es nuevo.
Los "indignados" españoles, nacidos en plena austeridad, han sido poco seguidos en nuestro país, donde la crisis se ha sufrido menos violenta. Hoy en día, hay una combinación de elementos catalizadores: sin duda, una recuperación económica que tarda en llegar, tal vez una atmósfera de final de periodo presidencial, con unos candidatos presidenciales que no parecen representar el cambio.
La Plaza de la República, después de los atentados de enero y noviembre, se convirtió en un espacio de luto. Pero estas masacres también han despertado a la ciudadanía. Hay que ver " la Noche de Pie" como un foro amplio, un ágora que satisface una necesidad urgente de expresión. Los debates que se organizan van más allá de la ley de reforma laboral. Los jóvenes hablan allí igualmente de la situación de la vivienda, de la crisis, del proyecto de sociedad ...
¿Cuáles son los componentes de este movimiento?
Tiene perfiles muy diferentes, lo que explica que las consignas y las reivindicaciones no sean totalmente homogéneas. Algunos son "zadistas" (ocupas) de Notre Dame des Landes o de otros lugares, la Plaza de la República también ha sido rebautizada como "Zona de Acción Democrática", en referencia a las "Zonas a defender". Otros se refieren a la Revolución Francesa y a sus "listas de agravios." Otros, más en la línea de "Ocupa Wall Street" en los Estados Unidos se centran en  denunciar las políticas económicas, cuando la remuneración de los altos directivos es objeto de controversia.
¿Podemos imaginar una extensión de estas ocupaciones a otros espacios públicos?
El éxito del movimiento dependerá en gran medida de la capacidad de expandirse en primer lugar, y luego de coordinarse. Veinte ciudades - campus se han movilizado. Tendrán que encontrar un lenguaje común. No es imposible, porque los militantes de "la Noche de Pie" se han mostrado capaces de organizarse muy rápidamente, si es necesario, haciendo uso de los conocimientos y la experiencia acumulados de los activistas y asociaciones como Derecho a la Vivienda (DAL). En París, la situación es diferente. Las cosas podrían ir mal si la policía interviene, porque los jóvenes están decididos a continuar las concentraciones. [1] Hay pocas posibilidades de que "la Noche en Pie" se transforme en un partido político, debido a su diversidad, pero no hay que descartar la aparición de grandes figuras.
Nota:
[1] El permiso de concentración de la prefectura era válido hasta la mañana del 4 de abril.
El 9 de abril ha dicho "no" a la reforma laboral en Francia
Jean-Luc Mélenchon
El 31 de marzo de 2016, mientras 1,2 millones de trabajadores estaban pateando las calles para exigir la retirada de la Ley del Trabajo  (LT a partir de ahora), el comisario europeo para el euro y el diálogo social Vladis Dombrovskis estaba de visita en París. Se manifestó en contra. El representante de "Europa que protege" dio la bienvenida a esta reforma. Esto es normal, fue él quien la escribió. O casi. La LT es según su opinión una "iniciativa que está destinada a hacer frente a las rigideces del mercado de trabajo, lo que debería impulsar el empleo." No es todo. La interferencia se extiende. Pues de acuerdo con este señor, "hay un 10% de desempleo desde hace demasiado tiempo en Francia, por lo que es importante emprender reformas rápidamente." Este entusiasmo es revelador. Debemos saber y decir que la ley llamada "El Khomri" no es tanto una propuesta presentada por el gobierno como una respuesta a los mandatos de la Comisión en Bruselas.

El caso se remonta a junio de 2014. Como parte de su "Recomendación para Francia," la Comisión Europea dijo que "una atención especial se debe prestar a las normas del Código del Trabajo y a las reglas de contabilidad relacionadas con umbrales específicos que dificultan el crecimiento de las empresas francesas". Es como Macron. Hay que decir que el gobierno no ha cumplido todo lo que debía. Así, en julio de 2015, la Comisión Europea fue más precisa y más apremiante. Pidió que "la reforma de la legislación laboral [para] facilitar, a niveles corporativos y de sectores, las derogaciones a las disposiciones legales generales, en particular en lo que respecta a la organización del tiempo de trabajo; y reformar la ley de manera que se creen acuerdos de mantenimiento del empleo de aquí a finales de 2015 con el fin de aumentar su utilización por las empresas ". No hace falta decir que la ley El Khomri está alineado con esas directrices.

Por eso, en sus nuevas "recomendaciones" aprobadas a finales de febrero de 2016, la Comisión triunfa en las primeras líneas de su informe: "La adopción y aplicación de la anunciada reforma del código laboral son fundamentales para facilitar las derogaciones a las disposiciones legales de carácter general." Cualquiera puede comprobarlo: las grandes líneas de la LT siguen en todos los aspectos las recomendaciones de Bruselas. Con entusiasmo animan a los liquidadores del derecho social francés: "Las recientes reformas (que) han comenzado a abordar las rigideces del procedimiento de despido para los contratos de duración indefinida y para reducir la complejidad y la incertidumbre."

Es evidente que, en su documento, la Comisión da la bienvenida a los proyectos de desmantelamiento del derecho del trabajo y de la reducción (o congelación) de los salarios previstos en Francia, que se corresponden con sus análisis. Debido a que la falta de creación de empleo y el crecimiento están ligados, según los expertos del ejecutivo de la UE, a las "rigideces estructurales" de nuestra economía y, en particular, a las dificultades para despedir a los empleados: "La estricta legislación que rige el despido de las personas con contratos indefinidos aumenta la complejidad de éstos y aumenta la inseguridad". La Comisión Europea también lamenta que "las recientes reformas han dado a los empleadores pocas oportunidades de establecer excepciones a los convenios de sector. Esto limita la capacidad de las empresas para ajustar su fuerza de trabajo de acuerdo a sus necesidades. Se debe dar a los sectores y las empresas la oportunidad de determinar de manera flexible, caso por caso y después de las negociaciones con los interlocutores sociales, si es necesario derogar la duración de las horas legales de trabajo a 35 horas por semana" .

La lectura de estas líneas son enojosas. ¿Cómo es que es en este punto se trata de lo que repiten literalmente el gobierno y el MEDEF (la patronal francesa, n.dt.)... La LT es una adaptación estricta y perfecta. Valls y El Khomri no sueñan otra cosa. Todavía hay recorrido para que Hollande cumpla su sueño de ser el "mejor alumno de la clase europea", como había dicho. Porque claro, "la Europa que nos protege" no está nunca completamente satisfecha. Para ella, no se sangra lo suficientemente en Francia. En particular, esta "Europa que tiene que ser re-inventada", como dicen en la "izquierda", asegura que los salarios son demasiado altos en Francia. Para Europa, los trabajadores en Francia se ganan demasiado bien la vida: "La reciente moderación salarial, en un contexto de alto desempleo, sigue siendo insuficiente dada la desaceleración del crecimiento de la productividad."

De todos modos, el Comisario Vladis Dombrovskis, revela que la Comisión "sigue atentamente el debate político" en torno a esta ley. Brrrrr. ¡Ellos no "siguen" nuestros debates y los de nuestra Asamblea Nacional! ¡Lo dirigen! Es un programa. Porque en virtud de los tratados, y especialmente del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria que se ha puesto en marcha, la Comisión podrá imponer a Francia una multa que puede representar varios puntos porcentuales del PIB en caso de no seguir sus recomendaciones. Pero también porque, dada su posición central dentro de la zona euro, Francia puede tener un efecto dominó en otros Estados miembros, y por lo tanto puede ser el eslabón más débil por el que se romperá la cadena. Este horror no llegará, finge creer Valls. Pero en el palacio de Haroun El Poussah (califa de Bagdad en las Aventuras del mismo nombre, después llamadas de Iznogoud. n.dt.) hay más de un abrojo y los eunucos maduran muchos complots. Y en la calle se encuentra "Nuit debout", por no mencionar un inicio de clamor popular en el bulevar Saint-Germain. Y cuando esto ocurra se sabrá que la ley de El Khomri, es Europa que la quiere, no servirá de nada.


El movimiento de los indignados toma fuerza en Francia

La ocupación de la plaza de la República, que surgió tras las protestas contra la reforma laboral, cumple una semana

Ciudadanos protestan en la plaza de la república de París. Christophe Ena AP Quality
Solo los más optimistas esperaban aguantar tanto. Los indignados de París, reunidos en torno al lema #NuitDebout (noche en pie), han cumplido ya más de una semana ocupando la simbólica plaza de la República de París. Aquí vinieron el pasado jueves 31 de marzo después de la manifestación contra la reforma laboral con el mensaje de que no regresaban a casa porque la lucha no había finalizado. Desde entonces, se reúnen cada tarde hasta entrada la noche y algunos se quedan acampando de forma simbólica. De unos escasos centenares han pasado a ser más de 2.000 asiduos en las asambleas ciudadanas, inspiradas en las del 15-M español.
Ahora, todas sus fuerzas están puestas en la jornada del sábado. Los sindicatos de estudiantes, la Confederación General de Trabajadores (CGT) y Fuerzas Obreras (FO) han convocado para mañana una nueva manifestación contra la reforma, que ha servido para cristalizar las reivindicaciones del movimiento todavía en formación. Al acabar la manifestación, la NuitDebout llama a acudir en masa a la plaza, donde tienen autorización para permanecer hasta el domingo por la noche. En paralelo, convocan a toda Europa a unirse a la iniciativa. Otras ciudades francesas, como Toulouse, Nantes o Marsella ya se han sumado.
El movimiento #NuitDebout nació el 31 de marzo, tras una gran manifestación contra la reforma laboral. Por eso, según el calendario de los indignados, este viernes es 39 de marzo. Sin embargo, su germen organizativo se remonta al pasado 23 de febrero, a una jornada convocada en torno a la película documental Merci Patron (Gracias jefe) del periodista militante François Ruffin. “Nos dimos cuenta que todos luchábamos cada uno por separado. Nació la idea de unir los combates. La reforma laboral, que supone más precariedad para los trabajadores, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Lo que queremos es cambiar el sistema”, explica Sophie Tissier, del colectivo Convergence des Luttes (Convergencia de las Luchas), creado tras aquella reunión y que convocó la quedada en la plaza de la República. “Fue un momento mágico, sentí que estaba naciendo algo, que hacíamos Política con mayúscula”, añade esta joven ayudante de cámara.
El movimiento se reclama horizontal, desvinculado de toda formación política y sin ningún líder destacado, aunque se van imponiendo algunas figuras, como el economista y filósofo Frederic Lordon. Desde el principio, recibe el apoyo de la conocida asociación Droit Au Logement (Derecho a una vivienda), muy activa en la lucha contra los desahucios. Fue una de las tres organizaciones que presentaron la primera petición de ocupación de la plaza, junto al colectivo altermundialista Attac y el sindicato SUD Solidaires.
En la plaza de la República de París, la asamblea diaria se celebra a las 18h en la esquina sureste de la explanada. Mientras, a medida que pasan los días, la mitad norte se va llenando de lonas donde instalan desde una “cantina rebelde” hasta la editorial alternativa Libertalia. En la caseta de acogida y bienvenida, unas pizarras recogen las diferentes “iniciativas colectivas” y “convergencias de luchas” del día, como la reunión de la comisión “voto en blanco” y las acciones puntuales previstas en diferentes lugares de la capital. Al lado, una gran carpa con un letrero de Refugees Welcome espera la llegada del grupo de refugiados sudaneses que se acerca habitualmente a última hora de la noche.
Desde el miércoles, se ha puesto en marcha la radio del movimiento, que se puede seguir en Internet y que da voz a los ciudadanos que se acercan a la plaza. El jueves por la tarde se ha sumado la televisión, con la misma idea. Un sofá blanco y un cartel de cartón, con las letras TV DEBOUT en hueco de fondo, sirven de plató donde llegan a expresarse diferentes colectivos. Desde el principio, las asambleas se transmiten en directo en la Red a través de la aplicación Periscope, donde las siguen decenas de miles de personas que no pueden acercarse a la plaza.
Al margen de la asamblea principal, las comisiones que se van creado a diario organizan sus propios debates a escala más pequeña en diferentes esquinas de la plaza. A medida que se hace de noche, la reunión toma aires de fiesta, con la música de tambores en una parte y charanga en otra. Los vendedores de comida ambulantes aprovechan la concentración para traer sus camiones. Cada madrugada, los voluntarios presentes tienen que desmontar las tiendas para dejar a los equipos del Ayuntamiento limpiar la plaza. A medida que va pasando el día, se van volviendo a colocar una tras otra.
La reforma laboral ha servido de catalizador para los indignados de París, pero las preocupaciones expresadas en la plaza abarcan mucho más: el estado de excepción, decretado en Francia tras los atentados yihadistas del 13 de noviembre —todavía en vigor—, la falta de solidaridad con los refugiados, la denuncia del discurso del miedo del poder político y la crítica al sistema capitalista y la economía liberal en general. “Tenemos que cambiar de modelo y de sistema, reconstruirlo todo a nivel local”, resume así Vanya, joven franco-búlgara que acude cada día a la plaza junto a su marido Samuel.
Algunos políticos de izquierda se han acercado también a lo largo de la semana. Unos lo han hecho de incógnito (caso del primer secretario socialista, Jean-Christophe Cambadélis), otros han tomado la palabra (como el secretario nacional del partido comunista, Pierre Laurent), pero todos han acudido como simples ciudadanos y no como representantes de una fuerza política, según aseguran los organizadores. El movimiento ha recibido también el apoyo explícito de Podemos y reciben consejos de miembros del grupo en París, aunque aseguran también hacerlo independientemente de las etiquetas y como simples ciudadanos.
“Este movimiento en Francia tenía que ocurrir porque se reúnen todas las condiciones”, asegura el joven sociólogo Geoffrey Pleyers, investigador de la universidad belga de Louvain, que sigue de cerca este tipo de protestas. “Primero, hay un Gobierno de izquierdas que pone en marcha medidas de derechas. Luego, está muy presente el tema de la preocupación por el futuro de los jóvenes”, añade. “Además, esto es una ciudad global, la gente que vivió el 15-M está muy presente y hay sed de aprender de ellos”, añade.
“La suerte que tenemos es que podemos ser más inteligentes gracias a la experiencia de España, a las redes sociales y a Internet”, confirma Raphaël Millon, profesor de deporte de 45 años. “Nos dan muchos consejos los españoles, como no eternizar las asambleas. Sobre todo, tenemos que exportar el movimiento fuera de la plaza de la República, a nivel de barrios, para implicar a la gente. Eso es muy importante”, añade. “Lo que pase ahora dependerá de la respuesta de las instituciones y de si consiguen salir de República”, confirma Arantxa, antigua del 15-M, que ayuda a nivel personal. “Eso va a llevar un tiempo, no ocurre de la noche a la mañana”, concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario