sábado, 1 de agosto de 2015

Mensaje de Xochicuautla a los pueblos en digna resistencia


Al Pueblo de México: 

Nosotras, nosotros, otomíes ñathos de la comunidad de San Francisco Xochicuautla, hace 8 años resistimos a la imposición de la autopista Toluca-Naucalpan, obra concesionada a la empresa Teya, filial de Grupo Higa, el mismo consorcio que regaló a Peña Nieto una casa de 86 millones de pesos (7 millones USD) en Lomas de Chapultepec. Este proyecto de muerte amenaza con destruir el sagrado Bosque Otomí-Mexica, pulmón y reserva de agua para los Valles de Toluca y México.

A causa de este proyecto, durante años hemos vivido constantes violaciones a nuestros derechos humanos, e indígenas, así como represión, manipulación de asambleas comunales y leyes agrarias, hostigamiento, invasión y destrucción ilegal del bosque por parte de la empresa. Pero, a pesar de que la comunidad ha ganado amparos en contra del proyecto, el pasado 9 de julio Enrique Peña Nieto, sin previa consulta a las comunidades, emitió un decreto presidencial que expropia 37.9386 hectáreas en nuestro territorio, lo que significa el despojo de nuestras tierras de cultivo, espacios de vivienda y tierras de uso común, en su mayoría bosque que serían destruidos para beneficiar un proyecto de infraestructura privada. 

El gobierno intenta imponernos un valor comercial de indemnización de 286 mil pesos por hectárea, es decir 28.60 pesos por m2, pero el Bosque Otomí-Mexica es un bien común sagrado invalorable y ninguna cantidad podría pagar la dignidad de nuestros pueblos, ni el impacto socioambiental que generaría la construcción de la obra, por ejemplo la reducción de 250 millones de litros de agua por año que el bosque aporta al sistema Cutzamala lo que significaría la escacez de acceso al agua en las comunidades de la región, principalmente la Ciudad de México.

Nuestra decisión está tomada y no cederemos al despojo, ahora llamado decreto.

Convocamos a todo el pueblo a fortalecer la defensa del territorio otomí. Apóyanos denunciando este criminal despojo, movilizándote y reforzando el Campamento de Paz de la Digna Resistencia y sus barricadas ubicadas en el bosque.

Lo que está pasando en Xochicuautla debe importarnos a todos, se trata de una afrenta más que es parte de un proceso de despojo en toda nuestra Patria, perpetrado por el Estado y los grandes capitales que atentan contra el Pueblo mexicano al destruir los ecosistemas, talando bosques, sobreextrayendo el agua y contaminando la tierra.  Hace falta transcender la solidaridad y profundizar la conciencia sobre los conflictos como el de Xochicuautla para poder hallar soluciones colectivas al embate neoliberal del Estado y el Capital.

#‎XochicuautlaNoEstaSolo‬

http://frentedepueblosindigenas.org/ 

¡La Patria, la Madre Tierra NO se venden! 

¡No al decreto presidencial de expropiación!

¡No a la autopista Toluca-Naucalpan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario