jueves, 4 de julio de 2013

Los dinosaurios andan sueltos.

Creíamos que los habíamos desterrado.
Pero no podemos engañarnos.
Los vieron en Ciudad Juárez.
Los vieron en Acteal.
Regresaron a Tlatelolco.


Sus huellas son inconfundibles.
Tiranosaurio Rex.
Ese reinado.
No lo queremos.
Pero para ello se solicita
Alguien dispuesto a luchar.


Es hora de preguntarse
¿Qué vamos a hacer?
¿Acaso hay escapatoria?
¿Algún buen vecino abrirá sus puertas?


¿Qué?
¿Que los defensores de la libertad
nos cerrarán las puertas?
¿Que solamente es bienvenido
nuestro petróleo?
¿Que ése es el color de nuestro futuro?


Eso lo pueden decir esta noche.
¿Y tú?
¿Ya te cansaste?
No olvides que está
Prohibido Rendirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario