domingo, 7 de abril de 2013

Por los caminos del Sur



Quizá usted haya tenido
La oportunidad de venir a Acapulco
De manejar por la Autopista del Sol
De descansar en un hotel Gran Turismo

Quizá antes de salir
Usted haga la cuenta
De cuánto tendrá que desembolsar
En las casetas y en los hoteles.

Para no olvidar la aritmética
Sume usted cuánta ganancia dejan
Miles de turistas como usted
Todos los años.

Le ruego no olvide
Sumar también a los turistas
De Estados Unidos y otros países
Ellos traen dinero contante y sonante.

Cada año todos estos turistas
Derraman una fortuna.
Pero mire usted las escuelas.
Fíjese en las condiciones en que están
En especial los alumnos
Trate de captar su atención
Bajo este sol abrazador.
Y sin desayunar.

Cree que no estoy capacitado
No juzgue usted a la ligera
Quizá usted no lo haría mejor
Eso en el supuesto
De que arriesgara su pellejo
Por un salario tan bajo

¿Que no di clase todo el año? Es cierto.
¿Sabe usted por qué no daba clase?
Exigía seguridad. Ahora el señor Peña
Dice que nadie está por encima de la Ley.
No sé si se lo habrá dicho
A los hampones que nos acechan
A la salida de las escuelas.

En México
Los hampones están libres
Nuestros compañeros profesores
Están presos
Un caso emblemático
Es el de Alberto Patishtán
El es de Chiapas
Pero es como nosotros.
¿Y qué nos dice Peña?
Que la ley no se negocia
En otras palabras
Olvídense de la libertad
¿Con quién cree que está hablando?
Tenemos dignidad
Aquí nadie se raja.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar