miércoles, 16 de enero de 2013

Docentes no descartan paro indefinido en protesta por la reforma laboral

Comenzaron a presentar más de un millón de amparos en las 32 entidades del país

Las modificaciones a la LFT significan un retroceso de más de 100 años en la historia, advierten
Foto
Docentes de varias entidades del país marcharon del Zócalo de la ciudad de México a la sede de los juzgados de distrito en materia laboral, ubicados en las inmediaciones de San LázaroFoto Cristina Rodríguez
Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Martes 15 de enero de 2013, p. 35
Mientras la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) interpuso ayer alrededor de 150 mil amparos, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) presentó 27 mil 817 recursos jurídicos contra la reforma laboral. Se prevé que hoy el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) termine de ingresar más de un millón de estos juicios de garantías en los juzgados de distrito en materia laboral de las 32 entidades del país.
La organización magisterial que lidera Elba Esther Gordillo argumenta en el contenido de la solicitud de amparo –que tiene el carácter de indirecto– que la nueva ley del trabajo representa un retroceso de más de 100 años en la historia de México y jamás se consideró el daño irreversible que se hace a la clase trabajadora de un país en el que se pretende generar riqueza a partir de provocar miseria en la parte más vulnerable de la relación laboral, como lo es el trabajador.
Se busca convertir la fuerza de trabajo en mercancía
Así, indica que con la entrada en vigor de dicha norma se pone en riesgo la estabilidad en el empleo, el derecho a recibir un salario remunerador, las características o principios de bilateralidad son eliminados al pretender que sea el patrón el que tenga la potestad para dar por terminada la relación laboral con la mayor facilidad y sin el pago de las prestaciones que anteriormente la ley consagraba, según lo previsto por el artículo 123 constitucional, convirtiendo la fuerza de trabajo y el derecho al empleo en un artículo de comercio.
El SNTE comenzó desde ayer a interponer estos recursos. Por la noche fueron llevados a los juzgados 12 mil 703 amparos de los maestros de la sección 10 del Distrito Federal, informó su secretario general, Jaime León Navarrete. Otras secciones en estados como Yucatán y Zacatecas hicieron lo propio. Sin embargo, el sindicato no informó de manera oficial sobre el número de amparos interpuestos, ya que trascendió que realiza un recuento, aunque integrantes de la cúpula informaron que suman ya más de un millón.
La jornada de ayer fue larga para la agrupación de profesores disidentes, quienes por noche discutieron un plan de acción contra las reformas laboral y educativa.
En la mañana, representaciones de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, la zona metropolitana de la ciudad de México, Tlaxcala, Puebla y Zacatecas partieron en marcha de las inmediaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el Zócalo capitalino hacia los juzgados de distrito en materia de trabajo ubicados en San Lázaro.
Las cientos de cajas con los recursos jurídicos fueron transportadas en un camión hasta los juzgados. Tan sólo de la sección 22 de Oaxaca los maestros estimaron 286 cajas con documentos de cerca de 76 mil docentes solicitando amparo.
En el lugar, los profesores de la coordinadora confluyeron con los trabajadores universitarios, quienes realizaron un mitin que fue encabezado por su dirigente, Agustín Rodríguez. El líder del STUNAM advirtió que en la próxima reunión de las organizaciones de la clase trabajadora definirán una serie de medidas, entre las que no se descarta la suspensión general de actividades, que puede ser desde una hora hasta por tiempo indefinido.
En una copia de la demanda de amparo entregada por la CNTE, los educadores señalan entre decenas de argumentaciones jurídicas que la nueva Ley Federal del Trabajo incluye la subcontratación, lo cual implica la supresión de la bilateralidad en cuanto al ingreso y la negociación colectiva de las condiciones de trabajo, anulando en los hechos la revisión anual y bianual del contrato colectivo de trabajo, además de que pulveriza y fragmenta al sindicato, quitándole su materia de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario