lunes, 16 de julio de 2012

Mensaje del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra a la Convención Nacional contra la Imposición

 BIENVENIDA DEL FPDT A LA CONVENCIÓN NACIONAL CONTRA LA IMPOSICIÓN

San Salvador Atenco, 14 y 15 de julio de 2012
Tomado de: convencionnacional2012.blogspot.com
 
Si hay historia hay futuro, si hay futuro hay esperanza. Y es que la historia se conquista, la historia se gana, por eso depende de nosotros definir el sentido de la historia. De nosotros depende que México siga siendo el trofeo de la conquista, de los 300 años de colonización española, de los más de 200 años de capitalismo. En nosotros y nosotras está la oportunidad de definir que nuestro México deje de ser el patio trasero del imperialismo y se convierta en un polo de la transformación mundial.

Hoy estamos aquí en Atenco, en julio de 2012. No es casualidad que sea en Atenco, no es casualidad que sea en el 2012, no es casualidad que estemos precisamente nosotros y nosotras pensando y actuando para decidir el camino de esa historia.
Es importante señalar que Enrique Peña Nieto quien hoy se pretende imponer como Presidente de este país es el mismo responsable que ordenó la represión en San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006, en la que se cometieron los asesinatos a Javier Cortés de 14 años de edad y Alexis Benhumea estudiante de la Facultad de Economía en la UNAM por las fuerzas del orden. Hubo 207 detenidos sin previa orden de aprensión, mismos que fueron brutalmente golpeados y torturados por los elementos de “seguridad”.

También hubo violaciones sexuales a decenas de mujeres cuando eran trasladadas al penal, condenas de más de 100 años de prisión a nuestros compañeros, encarcelados en penales de máxima seguridad y señalados como delincuentes de alta peligrosidad. Todo esto como una venganza por haber impedido la construcción del aeropuerto internacional en 2001-2002 que dejaría jugosas ganancias a los dueños del dinero, por haber defendido la tierra que nos heredaron nuestros padres y abuelos y que nadie, por ningún motivo tiene derecho a quitárnosla. Este fue el costo que pagó el pueblo por defender un derecho legítimo y que gracias a las organizaciones solidarias es que hoy nuestros compañeros después de cuatro años en prisión se encuentran en libertad. Esto no quiere decir que se halla hecho justicia al pueblo de Atenco, la deuda sigue pendiente y es Enrique Peña Nieto quien debe de pagarla.

Con esto decimos que lo que hizo en Atenco y en todo el Estado de México es el ensayo de lo que puede ocurrir a nivel nacional si permitimos que llegue a la Presidencia. Porque es la intolerancia y la represión que dan como respuesta a las demandas del pueblo y lo que califica a éste títere de Televisa. Sabemos de antemano que la lucha por la democracia de este país no vendrá de la clase política sino de la organización del pueblo y les decimos a todos aquellos que pretenden gobernar y principalmente a Enrique Peña Nieto que no descansaremos en la lucha por lograr justicia para Atenco y el pueblo todo. Que a pesar de haber sido golpeados demostramos que la organización y la solidaridad son los únicos métodos que hacen que el pueblo triunfe en sus demandas.

Seguiremos en la defensa de la tierra porque es también la defensa de la patria. No aceptaremos ninguna oferta, venga de quien venga, como hoy lo hace CONAGUA pretendiendo engañar a los campesinos de la región. Nuestra tierra no está en venta.

Así como en 1914, en la Convención Nacional Democrática muchas fuerzas revolucionarias se unieron para transformar el país; en 1994, luego de la insurrección zapatista, muchas fuerzas sociales y políticas conformaron la Convención Nacional Democrática; de la misma forma que en el 2006, luego del fraude electoral se conformó un esfuerzo unitario; hoy nuevamente, en 2012, los invisibilizados, los más humildes, los estudiantes, los campesinos, las mujeres, los obreros, los desempleados, las organizaciones sociales, las comunidades, entre muchos, nos unimos para conformar una Convención Nacional en Contra de la Imposición, del autoritarismo, de la dominación, del saqueo, de la explotación, de la exclusión, de la enajenación y de la sumisión.

Esta lucha no comenzó el 1º de julio de 2012, esta lucha tiene más de cien años de espera, ha pasado por varios momentos importantes, en 1968, 1971, 1988, 1994 y 2006. Es cierto que el momento que hoy vivimos marca el final de la apuesta que de manera correcta un sector muy importante del movimiento decidió optar, la revolución democrática. En el período más reciente, la apuesta por la vía electoral comenzó en 1988, la consecuencia de ello fue el mayor fraude de nuestra historia.

Hermanos y hermanas, el proceso electoral del 2012 nos dice una cosa, la vía institucional para alcanzar el poder no es suficiente, el sistema político mexicano está diseñado para mantener la hegemonía del bloque de poder mediante el fraude electoral, tal como ocurrió en 1988, en 2006 y en este año, mediante prácticas ilegales de compra de voto, acarreo de votantes, robo de urnas, fraudes cibernéticos y caída del sistema. Nosotros no podemos esperar hasta el 2018 para que los señores del poder económico y político acepten su derrota, porque nunca la van a aceptar. Nosotros pensamos que tenemos que organizarnos para impedir la imposición, que tenemos que organizarnos para construir una democracia desde abajo, esa democracia que sólo nos representa en la medida que nuestros intereses como pueblos, comunidades, organizaciones y sectores estén representados y no los intereses de los partidos políticos y grupos de poder para potenciar a bloques económicos y políticos hegemónicos en el mundo.

No es cierto que el Partido Revolucionario Institucional vuelva luego de 12 años de ausencia, porque de lo contrario significaría negar la represión de Peña Nieto y Vicente Fox en Atenco de 2006; negar la represión en Oaxaca de Ulises Ruíz en ese mismo año; negar la existencia del “Gobernador Precioso” de Puebla con Mario Marín; de un Moreira en Coahuila; de un Fidel Herrera en Veracruz; la lista es larga. Lo que queremos decir es que el PRI nunca se fue, ahí ha estado en toda la llamada “guerra contra el crimen organizado”, avalando las políticas de Felipe Calderón, y antes, de Vicente Fox. No es cierto que el PRI regresa y se va el PAN, lo único que regresa es un nuevo impulso de la estrategia de profundización del neoliberalismo para despojar la riqueza de nuestra patria, para explotar la fuerza de trabajo de nuestra gente, para apropiarse de la conciencia del pueblo con la finalidad de hacernos creer que no hay alternativa, que el capitalismo es el único sentido de la historia, aunque implique muerte y saqueo para nuestros pueblos.

Así vemos, como nuestras luchas pasan a otra etapa más intensa de resistencia por la ofensiva que prepara Peña Nieto en contra de nuestros pueblos. En Vican, Sonora, en Temacapulin, Jalisco, en Huexca, Morelos, el Cecop y la Policía Comunitaria en Guerrero, en Cherán, Michoacán, Wirikuta en el Pueblo Wirrarika y aquí en Atenco, nuestros pueblos se encuentran entre una disyuntiva importante, dejarse morir por el despojo del capitalismo a través de la ofensiva del mal gobierno o luchar para defender a nuestra patria para romper con siglos de colonialismo dominante. Si esto es así, la pregunta que hoy nos hacemos es ¿si lo seguiremos haciendo solos o seremos capaces de unificarnos para pelear juntos en contra del régimen autoritario que ahora representa Enrique Peña Nieto?

Como todos sabemos, este esfuerzo de unidad no pretende ser el único, no busca sustituir a otros que ya están, el nuestro es sólo una iniciativa que surge del Movimiento #yo soy 132 y de Atenco, con eso queremos dejar en claro que nosotros sólo impulsamos esta iniciativa de unidad porque lo que nos convoca a todos es la EMERGENCIA NACIONAL. Por eso estamos aquí, porque nuestro interés es hacer converger a muchas fuerzas con demandas y métodos de lucha diversos, bajo ejes unitarios que nos permitan caminar juntos. Sabemos que el reto es mayor porque es histórico, así que de manera humilde les queremos decir que esto es apenas el comienzo en esta etapa, que falta mucho por hacer, que faltan muchas organizaciones, pueblos y movimientos, que debemos unirnos con otros esfuerzos que hacen lo mismo que nosotros, no importa el nombre sino la causa. Hoy no peleamos por nuestras luchas solamente, peleamos por nuestro pedazo de mundo llamado México.


Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra
¡LA PATRIA NO SE VENDE, SE AMA Y SE DEFIENDE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario