viernes, 18 de mayo de 2012

Desplegado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, adhiriéndose a la convocatoria a la Marcha Anti Peña Nieto


ESTE DESPLEGADO FUE PUBLICADO EL DÍA DE HOY, EN EL DIARIO LA JORNADA 


Al pueblo de México
A las organizaciones populares
El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco se une la convocatoria hecha por la sociedad a través de diferentes medios de comunicación, principalmente redes sociales, para realizar una movilización en contra de Enrique Peña Nieto éste sábado 19 de mayo a las 12 del día en el Zócalo capitalino. Nos sumamos, no solo para mostrar el repudio a su candidatura presidencial, sino también para exigirle cuentas de sus actos como gobernador en el Estado de México.

La sociedad mexicana no olvida que Enrique Peña Nieto, quien hoy pretende ser presidente, es el mismo que ordenó la represión en San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006, en la que se cometieron los asesinatos de Javier Cortés de 14 años de edad y Alexis Benhumea estudiante de la Facultad de Economía de la UNAM, por las policías bajo su cargo. En dicha represión, nuestro pueblo fue brutalmente golpeado y torturado por los elementos de “seguridad”. También hubo violaciones sexuales a decenas de mujeres cuando eran trasladadas al penal, condenas de más de 100 años de prisión a nuestros compañeros, encarcelados en penales de máxima seguridad y señalados como delincuentes de alta peligrosidad.
Todo esto como una venganza por haber impedido el despojo de nuestras tierras, para la construcción de un aeropuerto internacional en 2001 que dejaría jugosas ganancias a los dueños del dinero, por haber defendido la tierra que nos heredaron nuestros padres y abuelos y que nadie, por ningún motivo, tiene derecho a quitárnosla. Todos vimos una parte de ese operativo en la televisión, todos escuchamos las valientes denuncias de las compañeras que fueron ultrajadas por los policías de Peña Nieto y percibimos cómo el operativo comenzó a llenar de sangre a nuestro pueblo.
Peña Nieto miente cuando dice que la represión en Atenco fue “validada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación”. NADA MÁS FALSO. Su hipocresía y soberbia no tienen límites. Cree que puede tapar el sol con un dedo, cuando es evidente que la Suprema Corte hizo todo lo contrario: También reconoció las violaciones a los derechos humanos en el operativo y le corrigió la plana a Peña Nieto: A pesar de sus rabietas y sus maniobras, ordenó liberar a personas inocentes (que no habían cometido delito alguno) que Peña quería mantener refundidos en la cárcel por más de 100 años. Más aberrante aún es lo que Peña Nieto denomina “incidentes” y que afirma fueron sancionados. En primer lugar, es necesario aclarar que no se trata de incidentes: estamos hablando de brutales golpizas televisadas, allanamientos y saqueos en las casas de la población, detenciones arbitrarias, violaciones tumultuarias, tortura y asesinatos. Miente de nuevo cuando dice que hay sanciones. Ni uno solo de sus jefes de policía, ni un mando medio, ni un agente o granadero raso ha pisado la cárcel por esos delitos. Y todavía se declara autor intelectual de la barbarie: grotesca y repugnante imagen del PRI de siempre, garantizando impunidad para todos los que le hagan el trabajo sucio, y “asumiendo personalmente la responsabilidad”.
Este fue el costo que pagó el pueblo por defender un derecho legítimo.Gracias a las organizaciones solidarias es que hoy nuestros compañeros después de cuatro años en prisión se encuentran en libertad. Esto no quiere decir que se haya hecho justicia al pueblo de Atenco, la deuda sigue pendiente y es Enrique Peña Nieto quien debe de pagarla.
Existe una amenaza real, latente, de que llegue a la presidencia un asesino confeso, porque lo que hizo en Atenco y en todo el Estado de México es el ensayo de lo que puede ocurrir a nivel nacional. Es la intolerancia y la represión que da como respuesta a las demandas del pueblo lo que califica a éste producto de Televisa. Sabemos de antemano que la lucha por la democracia de este país no vendrá de la clase política sino de la organización del pueblo y les decimos a todos aquellos que pretenden gobernar, principalmente a Enrique Peña Nieto, que no descansaremos en la lucha por lograr justicia para Atenco y el respeto a nuestras tierras. A pesar de haber sido golpeados demostramos que la organización y la solidaridad son los únicos métodos que hacen que el pueblo triunfe en sus demandas.
Seguiremos en la defensa de la tierra porque es también la defensa de la patria. No aceptaremos ninguna oferta, venga de quien venga, como hoy lo hace CONAGUA pretendiendo engañar a los campesinos de la región. Nuestra tierra no está en venta.
Queremos extender nuestro agradecimiento a los estudiantes de la Universidad Iberoamericana, que además de recordar los hechos de Atenco, han demostrado que las pantallas de Televisa no son tan poderosas como aparentan, y nos marcan un camino a seguir en todas las universidades, en las colonias, barrios, pueblos y todos los lugares donde Enrique Peña Nieto se presente.

¡Zapata vive, la lucha sigue!
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra


2 comentarios:

  1. No se confundan amigos, esta marcha es convocada por el PAN, los movimientos ciudadanos son esplendidos, pero dense cuanta que en esta ocasión es una doble moneda, si llega a ser una marcha impresionante, Josefina se atribuirá esa marcha, pero si la gente se sale de control, a los que culpará será a el PRI y PRD, diciendo que ellos violentaron una marcha ciudadana. Es cuestión de estrategia, como la que Josefina a desarrollado en esta campaña de miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las movilizaciones son de quienes participan en ellas. Es muy penoso que mucha gente como tu alimente las pretensiones de los PANistas y PRDistas por colgarse el sentir auténtico de la gente. Se subestima la organización y la indigación verdadera de la iniciativa popular. Quedarse en su sitio será la actitud apatica de mucha gente como tu. Pero hay mucha gente que está buscando expresar y unir las resistencias de quienes decimos basta. La de mañana será una movilización y una celebración de dignidad que la organización popular hará suya. Los oportunistas pueden querer colgarse milagritos, la fuerza no es suya es del Pueblo.

      Eliminar