domingo, 8 de enero de 2012

Mineras usan el hambre de la gente para operar en Wirikuta

Ariane Díaz y Fernando Camacho
Periódico La Jornada
Domingo 8 de enero de 2012


La minera canadiense Revolution Resources informó que recientemente adquirió la totalidad de las cuatro concesiones que tenía la compañía Lake Shore Gold en México, una de ellas situada en Wirikuta, zona sagrada para el pueblo huichol.

Mediante un par de comunicados, la empresa apuntó que ya se realizan los trabajos iniciales de perforación de 7 mil metros en varios puntos, cuyos primeros resultados serán dados a conocer este mes.

Lake Shore Gold, también de origen canadiense –a su vez–, había adquirido en noviembre de 2009 las concesiones que tenía la empresa West Timmins Mining en dicha región.

Las cuatro propiedades están englobadas en los proyectos Universo y Montaña de Oro.

De acuerdo con la información de la compañía, el objetivo es explorar el área de producción histórica en las minas Cinco Estrellas, Esquivel y La Perdida, entre otras zonas cercanas, donde se concentran minerales de oro y plata.

El proyecto Universo, indicó Revolution Resources, está formado por 350 mil hectáreas, ubicadas en una zona rica en yacimientos de zinc, plomo, oro y plata que, sin embargo, no ha sido lo suficientemente explorada, ya que la última perforación con técnicas modernas se llevó a cabo hace 18 años.

La minera afirmó, asimismo, que ha iniciado negociaciones con los pobladores locales y ejidatarios para acceder legalmente a las tierras.

Al respecto, Santos de la Cruz Carrillo, representante del pueblo wixárika, admitió que aunque no saben con exactitud qué compañía es la que está realizando las perforaciones o si éstas ya comenzaron, continúan los intentos de las mineras por convencer a los pobladores de que los dejen trabajar en sus tierras.

“Tenemos entendido que en el ejido Coronado, en el municipio de Real de Catorce, ya aceptaron ciento por ciento que una empresa se meta a trabajar. Seguramente lo están haciendo a través de representantes, porque no hemos sabido que hayan hecho alguna consulta en las comunidades”, aseveró.

Aunque saben que uno de los recursos de las mineras es causar división entre poblados y regiones donde llegan, “y pareciera que en algunas lo están consiguiendo”, De la Cruz advirtió que no se permitirá que sea afectada la zona ceremonial de Wirikuta.

“A cambio de una migaja tratan de desmembrar el tejido social. En Real de Catorce la gente requiere empleo, pero sin ver las consecuencias que se van a generar. Nosotros ya estamos diseñando modelos que solventen las necesidades de las personas, y tenemos la decisión firme de no dejar que las minas operen en Wirikuta”, agregó.

A su vez, Iván Guzmán, del Frente en Defensa de Wirikuta, señaló que desde finales del año pasado se iniciaron en el municipio de Charcas, San Luis Potosí, perforaciones de exploración.

“Hasta no tener, por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, un estudio de impacto ambiental, no pueden iniciar propiamente con la explotación”, señaló.

Agregó que aunque desconocen cuál es la empresa minera que lleva a cabo esas perforaciones, “lo que sí sabemos es que la filial en México se encuentra en Sonora y se llama La Golondrina. Sus ingenieros fueron a las comunidades a hacer una asamblea para convencer a la gente que dé su autorización para explotación minera a cambio de dinero”.

Señaló que “se aprovechan de que la mayoría de la gente se está muriendo de hambre, más en este tiempo de sequía”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario