martes, 29 de noviembre de 2011

Templo Mayor (Reforma)

JUSTO AL LADO de Enrique Peña aplaudía sonriente Joaquín Gamboa Pascoe el dirigente de la vetusta CTM.

POR AHÍ festejaban el líder de los petroleros, Carlos Romero Deschamps, y el de los burócratas, Joel Ayala, como si fueran parte de los miles de acarreados que coparon la explanada de la sede nacional del PRI.

LAS MATRACAS, las tortas, el pase de lista, los silbatos ferrocarrileros... todo como la tradición priista lo exige.

UNA VEZ registrado como precandidato único, Peña Nieto será postulado en conjunto con el Partido Verde de Jorge Emilio González Martínez y el Partido Nueva Alianza de Elba Esther Gordillo.

LO DICHO: el nuevo PRI... ¡es igualito al viejo PRI!

 
POR CIERTO que en el arranque de campaña, ¡perdón!, en el registro de Enrique Peña Nieto quien no apareció fue Manlio Fabio Beltrones.

PESE A QUE se comprometió a que apoyaría al mexiquense -e inclusive hasta votaría por él-, el sonorense nomás no llegó.

DE HECHO a los únicos beltronistas que se vio fue a los senadores Francisco Labastida y Fernando Castro Trenti, así como al diputado Canek Vázquez.

EN CAMBIO los que exhibieron músculo fueron los priistas del Estado de México que hicieron prácticamente suyo el auditorio "Plutarco Elías Calles", al lado de los invitados VIP: los gobernadores y dirigentes estatales.

ESO SIN CONTAR, claro, los miles de acarreados, ¡otra vez perdón!, de entusiastas simpatizantes que madrugaron un gélido domingo para ir a calentarle el ambiente a su muchacho dorado.

(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario