martes, 9 de agosto de 2011

Se extienden los disturbios al menos a 11 puntos de Londres

Son claramente delincuentes: secretaria del Interior; Cameron suspende vacaciones

Analistas económicos atribuyen la violencia al desempleo y los recortes a programas sociales

Foto
Policías antidisturbios llegan a imponer orden en Hackney, en la zona este de LondresFoto Xinhua
Afp, Dpa, Reuters y The Independent
Periódico La Jornada
Martes 9 de agosto de 2011, p. 23

Londres, 8 de agosto. Por tercer día consecutivo jóvenes de barrios pobres de la capital británica y agentes de la policía se midieron en las calles en batallas campales que se han extendido a por lo menos 11 puntos de la geografía urbana, horas después de que funcionarios del gobierno británico y la policía metropolitana se apresuraron a etiquetar a los cientos de participantes en los disturbios como delincuentes e imitadores.

Analistas económicos y activistas de zonas urbanas marginadas, por el contrario, dijeron que los saqueos y las agresiones a policías y bomberos tienen origen en las condiciones económicas actuales de Gran Bretaña, el aumento del desempleo en el sector juvenil de la población, los recortes al gasto gubernamental en programas sociales y el alza de impuestos para tratar de disminuir el déficit presupuestal.

La movilización juvenil que se desató el sábado por la noche en el distrito de Tottenham abarcó el domingo por la noche Brixton, Hackney Center, Walthamstow, Islington, Oxford Circus y Enfield, que se ubican en las regiones urbanas de norte, este y sur.

Al caer la noche este lunes, estalló la violencia en los barrios de Peckham, Croydon, Lewisham y Clapham, en el sur. Fuera de la capital, los enfrentamientos llegaron hasta la ciudad de Birmingham, en el centro de Inglaterra.

Grupos de jóvenes irrumpieron en áreas comerciales para romper cristales y puertas de tiendas de alimentos, ropa y electrodomésticos.

Para comunicarse, los jóvenes han privilegiado el uso del servicio de mensajes instantáneos de BlackBerry, a diferencia de otros recientes movimientos sociales en el mundo, que se apoyaron principalmente en las redes sociales de Internet Facebook y Twitter, según reportes de la prensa local, confirmados por la policía metropolitana, también conocida como Scotland Yard.

La comunicación por medio del mensajero instantáneo de BlackBerry dificultó la labor de la policía para interceptar a los grupos de jóvenes que, según la corporación, se han trasladado de un sector a otro para generar alboroto. Este servicio está abierto a cualquier usuario de estos teléfonos multimodales, en contraste con Facebook y Twitter, que generalmente requieren de autorización para el acceso al servicio.

Scotland Yard alertó a la empresa candiense fabricante de los BlackBerry sobre el uso que se les está dando en Londres. La compañía informó que cooperaría con el gobierno británico en caso de ser requerida su asistencia, pero evitó señalar si entregaría datos personales. El año pasado la entidad privada rechazó una petición del gobierno de Arabia Saudita en ese sentido.

Los disturbios de estos tres días obligaron a suspender las vacaciones del primer ministro, el conservador David Cameron; del viceprimer ministro, el demócrata liberal Nick Clegg; de la secretaria del Interior, Theresa May, y del alcalde de Londres, Boris Johnson, también conservador.

El jefe de gobierno, que está en Italia, y el alcalde, que se encuentra en Canadá, anunciaron su retorno para el martes, después de ver que el conflicto se mantenía este lunes. Cameron convocó a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

Más de 200 detenidos y 40 uniformados heridos

La violencia que hemos visto, los saqueos, es claramente delincuencia, señaló May, tras dar a conocer que 215 personas han sido detenidas en tres días.

El viceprimer ministro Clegg, quien apenas el mes pasado dijo que la estructura política se está desmoronando –a propósito de los nexos entre gobernantes, policías y periodistas–, se refirió en términos condenatorios a los jóvenes involucrados en los hechos. Los alborotadores son criminales oportunistas, sostuvo.

El vicealcalde de Londres, Kit Malthouse, aseguró que los grupos juveniles eligen un tipo de establecimiento particular, sea porque quieren un par de zapatos para el deporte, o por cualquier otra razón similar, mientras la comandante policial Christine Jones aseguró que es delincuencia por imitación, e informó que 40 uniformados han resultado heridos desde el sábado.

Una manifestación de protesta por la muerte de un hombre de 29 años en el barrio de Tottenham, presumiblemente por el ataque de un policía, fue el detonante de los saqueos y la destrucción de vehículos locales comerciales.

Tottenham es una zona marginal. El desempleo es muy alto, declaró a la agencia británica Reuters un desempleado de 49 años residente en ese barrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario