martes, 16 de agosto de 2011

Estudiantes de secundaria chilenos en ayuno dejan de ingerir agua

Cualquier desenlace será responsabilidad del gobierno y la clase política: coordinadora

Camila Vallejo, líder universitaria, exige que la educación retome su carácter de inversión social

Foto
Jóvenes chilenos participan en un carnaval organizado ayer en Valparaíso para exigir cambios en la educaciónFoto Reuters
Enrique Gutiérrez
Corresponsal y agencias
Periódico La Jornada
Martes 16 de agosto de 2011, p. 20

Santiago, 15 de agosto. Dos adolescentes y una joven de un liceo del suburbio de Buin, en la provincia de Maipo, dejaron de ingerir agua cuando están a punto de cumplir un mes en huelga de hambre, a fin de presionar al gobierno del presidente chileno Sebastián Piñera para que acceda a las demandas del movimiento de estudiantes de secundaria.

La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) emplazó al Ejecutivo a modificar su posición. Acusamos que cualquier consecuencia que implique un desenlace fatal de nuestros huelguistas será de exclusiva responsabilidad del gobierno y la clase política, que hasta hoy ha hecho oídos sordos a las demandas de los estudiantes de secundaria en todo el país, indicó un comunicado.

Explicó que de acuerdo con los partes médicos y la experiencia histórica, una huelga seca no puede extenderse por más de cinco días, razón suficiente para exigir una respuesta urgente del Ejecutivo.

La Aces, que agrupa a cerca de 80 por ciento de los liceos actualmente ocupados, rechazó la oferta que realizó el Parlamento para actuar de intermediario, instancia que no es resolutiva y que, además, arrastra nulos resultados tras la movilización secundaria de 2006.

Uno de los voceros del liceo, Matías Villegas, precisó que los tres jóvenes van a radicalizar su postura al iniciar una huelga seca que será progresiva.

Desde esta medianoche, un grupo de cinco alumnos del liceo comercial de la municipalidad de Puente Alto, tomado desde el viernes, se puso también en huelga de hambre.

Luis Plaza, alcalde de la comuna capitalina Cerro Novia, emprendió junto a estudiantes y profesores una marcha hasta la sede del Congreso chileno, en Valparaíso, para exigir una reforma a la educación. Queremos ser escuchados, dijo el alcalde al indicar que el objetivo de la marcha es pedir una educación de calidad y equidad.

En estas acciones de presión, un alumno de 17 años cayó desde un tercer piso del Centro Educacional Pudahuel, que se encuentra tomado, y sufrió traumatismo encefalocraneano. El chico, según testigos, estaba acompañado de otros cinco alumnos y habrían ingerido licor, lo que es investigado.

Por la parte universitaria, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Camila Vallejo, afirmó que la educación debe dejar de ser un producto de mercado para retomar su carácter de inversión social orientada a afianzar la democracia y fomentar el acceso igualitario al conocimiento.

En entrevista con Notimex, Vallejo recordó que la crisis en el sistema educacional chileno deriva de la implantación del modelo de economía de mercado en la educación durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), modelo que se mantuvo con el retorno de la democracia y ha permanecido intocado durante los últimos 21 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario