martes, 12 de octubre de 2010

"¡Seguimos vivos!", claman más de 16 mil electricistas tras 12 meses de resistencia

Marchas del SME

Acapara repudios Javier Lozano: le exigen apartarse del conflicto

No nos van a parar, advierten, y anuncian nuevas movilizaciones

Foto
Concentración de electricistas y otros grupos en el Zócalo capitalino, donde culminaron las movilizaciones del SME, este lunesFoto Marco Peláez
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Martes 12 de octubre de 2010, p. 4

Desde temprano, los más de 16 mil trabajadores en resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se movilizaron ayer a la residencia oficial de Los Pinos; en Periférico, por todo Paseo de la Reforma –donde a la Diana Cazadora le colocaron una bandera del gremio–; paralizaron avenida Insurgentes sur y centro, y cerraron con una gran marcha al Zócalo una protesta masiva, en la que aseguraron: ¡Seguimos vivos! a un año del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), y no nos van a parar.

Puntos principales y avenidas de esta ciudad, así como las sedes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y las secretarías del Trabajo y de Energía, se vieron inundados por miembros del SME con sus camisetas rojas, quienes la mañana de este lunes volvieron a la calle para recordar que hace un año el gobierno federal echó a la calle a 44 mil sindicalizados.

En diversos mítines sostuvieron que la CFE no ha podido con el paquete del servicio en la zona centro del país y, en cambio, ha aflorado la alta corrupción en la empresa y quiénes son los delincuentes de cuello blanco de la misma.

Con marchas intermitentes, banderas rojinegras del sindicato, pancartas contra el gobierno del presidente Felipe Calderón y su secretario del Trabajo, Javier Lozano, y múltiples consignas contra ellos durante más de siete horas, los electricistas terminaron con la tregua que tenían pactada con el gobierno capitalino.

Anunciaron que el próximo jueves irán a la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, y en dos semanas más efectuarán un acto masivo en el Estadio Azteca, el cual será auspiciado por intelectuales, artistas de diversas corrientes y músicos en apoyo a su movimiento, según informó el dirigente del gremio, Martín Esparza, quien en el mitin señaló que incluirán visitas a legisladores para pedirles que aprueben la reforma de ley propuesta por el SME para crear una empresa que se encargue del servicio de energía eléctrica en el centro del país.

Esparza señaló que la prioridad para el gremio será la aprobación en las cámaras de Diputados y Senadores de esta iniciativa de reforma, así como la movilización en el llamado coloso de Santa Úrsula, donde celebrarán un acto masivo, con la participación de grupos musicales. Incluso retó a llevar a cabo un partido de futbol entre los hijos de electricistas y un equipo que forme el hijo del presidente Felipe Calderón.

En la movilización de ayer los trabajadores se dividieron en cuatro grandes grupos, que partieron casi a las 8 de la mañana del sindicato. El primero se dirigió a la residencia oficial de Los Pinos, donde de inmediato se movilizó el Estado Mayor Presidencial y llegó la policía capitalina a cerrarles el paso. Sin embargo, las vallas que se colocaron para impedir el avance de los trabajadores fueron derribadas, lo que provocó roces, empujones y aventones con los uniformados, así como el cierre de avenidas como Chivatito y Alencastre.

Otro grupo caminó hacia las oficinas de Georgina Kessel en la Secretaría de Energía, en Insurgentes y Eje 5 Sur, donde celebraron un largo mitin y denunciaron que el asunto de la fibra óptica fue uno de los motivos de que haya sido liquidada LFC para dar el negocio a la televisora oficial del régimen: Televisa.

Otros dos grupos fueron a las oficinas del secretario del Trabajo, Javier Lozano, tanto la de Periférico Sur como la de Reforma. En la primera sede pidieron en todos los tonos la renuncia del funcionario; denunciaron que hay colusión en la entrega de tomas de nota de la dependencia y cerraron desde las 9 hasta las 2 de la tarde en forma intermitente la lateral de esa vía; en el edificio de Paseo de la Reforma pegaron carteles de apoyo al SME; se pronunciaron las más acres críticas a la actuación del funcionario y le pidieron que saque las manos del conflicto.

Banderas en monumentos

El grupo que fue a Los Pinos marchó más tarde por Reforma. El tono molesto que mantenía la marcha, porque el gobierno no ha cumplido con los ofrecimientos que hizo a los trabajadores a cambio de que se levantara la huelga de hambre, cambió cuando unos sindicalistas en la Diana Cazadora se quitaron las camisas, se metieron a la fuente y colocaron una bandera y una camiseta del SME en el hombro y el arco de la escultura.

En la Columna de la Independencia granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal frenaron a algunos manifestantes que querían subir al monumento también a colocar una bandera, lo que causó otro conato de bronca con intercambio de insultos y empujones.

No hubo tregua en la protesta. De todos los puntos llegaron a la concentración en el Hemiciclo a Juárez los líderes de organizaciones como el Sindicato de Trabajadores de la UNAM, Agustín Rodríguez; de los Telefonistas; del sindicato de Bomberos; del sindicato llantero, del Frente Auténtico del Trabajo, y de múltiples organizaciones, para partir al Zócalo.

En el templete que colocaron en avenida 20 de Noviembre, y luego de recibir el apoyo de gremios como la Alianza de Tranviarios; del Sindicato del Poder Judicial, de líderes de Atenco, como América del Valle, y representantes del gobierno legítimo, como Jesús Martín del Campo, Martín Esparza recordó que precisamente el presidente del empleo los dejó en la calle a ellos y a miles de trabajadores; mientras tiene sumido al país en la inseguridad y la pobreza.

Mandó decir al secretario del Trabajo que no aceptarán sus migajas de becas para los trabajadores, pues lo que demandan es su empleo. Denunció que, mediante un acuerdo en lo oscurito, la CFE quiere dejar la materia de trabajo de la prestación del servicio de energía eléctrica al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana. Preguntó a los electricistas si iban a permitir este atropello.

Antes, el secretario del interior del SME, Humberto Montes de Oca, señaló que el objetivo ahora es la propuesta del sindicato de crear el organismo público de energía eléctrica para la zona centro del país, ya que es la única vía para que regresen a trabajar los smeítas en resistencia. Hemos aguantado mucho, pero todo tiene un límite, y ya llegó, sostuvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario