jueves, 2 de septiembre de 2010

Las arengas de Narro y los rechazados.

Los Brigadistas
Septiembre 2010


Se ha vuelto común que Narro se declare un ferviente defensor de la educación pública y gratuita y que frente al gobierno federal se ponga la playera de izquierda. Sin embargo, hace más de 10 años, cuando estalló la huelga estudiantil en defensa del derecho a la educación superior para todos y contra el aumento de cuotas, el actual rector defendía a ultranza un punto de vista opuesto.

Basta echarle un vistazo a las acciones de Narro como rector de la UNAM para ver que del dicho al hecho hay un gran trecho. ¿Ha aumentado la matrícula universitaria para recibir a más jóvenes y disminuir la cantidad de ni-ni´s? ¿Ha hecho algo por disminuir la cantidad de jóvenes rechazados a esta universidad? Absolutamente nada.

En 1979 el bachillerato de la UNAM contaba con 120 mil alumnos inscritos mientras en 2009 eran 107 mil 848. Esta reducción fue producto de un cambio en los programas de los CCH´s que obligó a disminuir los grupos al pasar de 4 turnos a sólo 2. No hay ninguna evidencia documentada de que el nivel académico de los egresados del CCH haya mejorado tras esa modificación que desde entonces ha dejado, cada año, a más de 12 mil jóvenes fuera de las aulas. Lo que si hay, son muchas dudas de los profesores de esos colegios acerca de que esa medida haya producido alguna mejora académica.

Pero además, las instalaciones de la universidad están subocupadas. El año pasado un grupo de estudiantes demostró que los salones de la Facultad de Economía están desocupados el 57% del tiempo que va de las 7 am y las 10 pm, y esto ocurre también en la mayoría de las escuelas y facultades de nivel superior, es decir, la capacidad instalada en la UNAM permite recibir a muchos más estudiantes.


¡Dónde está la consistencia señor rector!

No hay comentarios:

Publicar un comentario