jueves, 5 de agosto de 2010

Tras ocho años en el poder Uribe deja un sistema de salud deficiente y en bancarrota

TeleSUR _ Hace: 05 horas
Tras ocho años de Gobierno, el presidente saliente de Colombia, Álvaro Uribe, deja un sistema de salud deficiente y en bancarrota, según denuncian fuentes del sector.

El director de la Asociación de Clínicas y Hospitales de Colombia, Juan Carlos Giraldo, denunció que tras casi una década al frente del Ejecutivo Uribe deja un sistema de salud deficiente y sumido en una grave crisis financiera.

La Asociación de Clínicas y Hospitales realizó un diagnóstico denominado Evaluación de la Agenda Pendiente que revela el estado deficitario del sistema de salud, con una deuda hospitalaria que asciende a los 2,8 billones de pesos (poco más de un millón y medio de dólares).

"El Estado es uno de los mayores deudores frente a las Clínicas y Hospitales con deudas que a diciembre de 2009 alcanzaron los 632 mil 639 millones de pesos (unos 353 millones de dólares)", reza el informe.

Giraldo explica que los problemas financieros del sector salud en Colombia son crónicos y que las promesas hechas por Uribe para solventar esta situación han sido incumplidas.

"Los compromisos asumidos por el propio Presidente de la República para mejorar los procedimientos y regular la relación entre las EPS (Empresas Promotoras de Salud) y los centros hospitalarios, fueron incumplidos por sus funcionarios", denunció Giraldo.

Las Empresas Promotoras de Salud son entidades públicas que actúan como intermediarias y administradoras de los recursos que provee el estado y los prestadores de los servicios sanitarios.

En cuanto a la vigilancia y control, la Asociación de Clínicas y Hospitales dijo que otro tema pendiente es el fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Salud, entidad que no cuenta con suficientes recursos técnicos ni monetarios para sancionar a los infractores.

Por su parte, el presidente de Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), que agrupa a las EPS privadas, Juan Manuel Díaz Granados, aseguró que el sistema de salud de Colombia está en bancarrota y que sobrevive gracias a los préstamos de la banca privada.

"El sistema está en bancarrota, la plata (dinero) propia ya se acabó, estamos viviendo al debe con un préstamo que alcanza hasta diciembre", advirtió Díaz Granados.

El dirigente gremial opinó que debe ser prioridad del gobierno de Juan Manuel Santos, que asumirá este 7 de agosto venidero, un cambio de fondo en el sistema de salud para garantizar su supervivencia.

"Dentro de la agenda del nuevo Gobierno está abordar el cambio del sistema de salud ante el Congreso. Una Ley estatutaria que regule a la salud, se requiere una modulación sobre la tutela", indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario