miércoles, 7 de julio de 2010

NOTAS DE LA JORNADA SOBRE EL FALLO DE LA CORTE AVALANDO LA ILEGAL EXTINCIÓN DE LUZ Y FUERZA

Se actuó por consigna contra el sindicato: Jesús Martín del Campo

La decisión de la Corte no cierra la puerta a la lucha del SME, señalan especialistas
Laura Poy, Alma Muñoz y Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Miércoles 7 de julio de 2010, p. 14

La decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de avalar la extinción de Luz y Fuerza del Centro no cierra la puerta a la lucha por la defensa de los derechos de miles de trabajadores electricistas, quienes aún pueden demandar el reconocimiento de su contrato colectivo de trabajo y establecer como patrón sustituto a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), aseguraron especialistas en derecho laboral de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Por su parte, el secretario del trabajo del gobierno legítimo, Jesús Martín del Campo, indicó que la SCJN actuó por consigna para fallar en contra del amparo promovido por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Manifestó que debe continuar la presión para que se reconozca a la CFE como patrón sustituto, además de mantener la lucha a escala internacional.

En su opinión, el fallo de los ministros fue erróneo e injusto y hace ver mal a la Corte, porque deja más vulnerables a los trabajadores del SME.

En el Senado, el coordinador del PT, Ricardo Monreal, consideró que la SCJN tomó como válidos, para aniquilar la empresa, alegatos infundados, oscuros y siniestros, como su ineficiencia y los altos costos económicos que la paraestatal representaba para la economía nacional.

Apuntó que hasta el gobierno federal tiene dudas sobre la legalidad de esa extinción, y por eso no ha entregado al Congreso los documentos en los que sustentó ese acto. Más que un fallo inapelable, es un llamado a la impunidad en el ejercicio del poder.

El senador perredista Arturo Núñez afirmó que esa resolución puede estar apegada a derecho, pero no a la justicia ni a la razón. A veces no es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino del derecho, y no siempre el derecho refleja la justicia. Es lamentable que se haya echado a la calle a 45 mil trabajadores.

El diputado petista Mario Di Costanzo comentó: sostengo que la Corte está jugando políticamente. En el caso Atenco acertó, pero con Luz y Fuerza el decreto es inconstitucional.

Destacó: los ministros de la Corte tomaron una decisión sin saber qué contenía el acta de desincorporación. Aquí en la Permanente los funcionarios federales se negaron a entregarnos esa acta, porque manipularon las cifras.

Para Graciela Bensunsán, la especialista en derecho laboral de la UAM Xochimilco, el SME deberá seguir en la lucha social y jurídica, porque no tiene otra alternativa.

Añadió, que si bien es positivo el reconocimiento de Eduardo Bobadilla Zarza como secretario del trabajo del sindicato, habrá que esperar, sin demasiadas ilusiones, el laudo de la JFCA, que tiene en sus manos la oportunidad de aplicar la Ley Federal del Trabajo y reconocer la sustitución patronal. En caso contrario, los trabajadores nuevamente se ampararán.

Bensunsán planteó que ahora el gobierno federal debería mandar una nueva señal para que este conflicto se resuelva en forma negociada. Está en juego la defensa de los derechos laborales.

Carlos Reynoso Castillo, experto en relaciones laborales de la UAM-Azcapotzalco, señaló que existe la posibilidad de llegar ante instancias como la Organización Internacional del Trabajo y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, cuyas resoluciones no son vinculantes para el gobierno mexicano, aunque representarían un fallo de la comunidad internacional.


*****


Con base en el fallo de la Corte se acogerá a la figura de patrón sustituto: Esparza

Pugnará el SME por que la CFE contrate a despedidos de Luz y Fuerza

Exigirán la devolución de los fondos sindical y de reserva de jubilaciones, sostiene

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Miércoles 7 de julio de 2010, p. 13

Con base en la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) señaló que se acogerá a la figura de patrón sustituto para que los trabajadores sean contratados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y demandará la entrega de recursos millonarios que pertenecen al gremio: el fondo sindical, constituido con aportaciones de los afiliados, y el de reserva de jubilaciones.

Martín Esparza, dirigente del SME, afirmó que las autoridades quieren hacer perdedizos esos fondos porque, según ellas, ya no existen.

En conferencia de prensa realizada en el campamento que el SME mantiene desde hace casi dos meses y medio en el Zócalo de la ciudad de México, el dirigente electricista dio a conocer parte de la estrategia legal que seguirá el sindicato tras el fallo emitido por la Suprema Corte, que les negó el amparo contra la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Explicó que si bien la Corte avaló el decreto presidencial por el que se extinguió la empresa, una parte laboral del conflicto no quedó resuelta. La SCJN planteó incluso que los derechos de los trabajadores quedan salvaguardados y que éstos se tendrán que hacer valer ante las instancias correspondientes, es decir, ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), y así lo haremos, indicó.

Esto significa que están metidos en una bronca el gobierno y Javier Lozano (secretario del Trabajo), indicó Esparza, porque ahora se tendrá que resolver todo lo referente a los derechos de los trabajadores: para empezar, el hecho de que como la materia de trabajo existe, porque el servicio de energía eléctrica en la zona centro del país se necesita, la CFE tendrá que ser el patrón sustituto de los no liquidados.

Explicó que hay otros temas pendientes, como el del fondo sindical, que fue integrado con aportaciones directas que hicieron los trabajadores durante años, el cual tiene que ser devuelto a los mismos.

Ante los sindicalistas en huelga de hambre y los electricistas congregados en la plancha del Zócalo capitalino, Esparza agregó que además la Secretaría de Hacienda tendrá que dar cuenta sobre el fondo de reserva de jubilaciones, el cual ya fue saqueado y, de hecho, ahora dicen que ya no existe; sin embargo, éste fue constituido durante años, precisamente para soportar el pago de pensiones a los trabajadores y ahora dicen que se extinguió.

Al preguntarle si tiene confianza en lo que resolverá la JFCA sobre la demanda de patrón sustituto, ya que esa instancia ha fallado una y otra vez contra el SME y otros sindicatos, como el minero, en todos los asuntos, Esparza indicó que sólo apoyados por la movilización se logrará hacer valer los derechos laborales de los trabajadores y vamos a apretar con muchas acciones, visitas a Lozano y demás. Se va a meter el acelerador y a desplegar más acciones de lucha.

En cuanto a la representatividad legal del sindicato, señaló que en razón de que el próximo 14 de julio termina el periodo en que tiene toma de nota la mitad de comité central del SME, en una asamblea se resolvió que debido a las circunstancias en que se encuentra la organización es prácticamente imposible realizar elecciones y se ratificó en sus cargos a esa parte del comité.

Por ejemplo, señaló, fueron ratificados Humberto Montes de Oca como secretario del interior y Eduardo Bobadilla como secretario del Trabajo, entre otros.



******

La SCJN avala la extinción de Luz y Fuerza del Centro

Ratifica los derechos de los trabajadores y reconoce al SME

La JFCA decidirá si la CFE se convierte en patrón sustituto

Foto
Los ministros Luis María Aguilar y José de Jesús Gudiño intercambian opiniones durante la sesiónFoto Cristina Rodríguez
Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Martes 6 de julio de 2010, p. 2

En tres horas 25 minutos y prácticamente sin discusión, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló ayer la constitucionalidad del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro al validar las facultades del presidente Felipe Calderón para emitir el acto administrativo que desapareció ese organismo descentralizado.

Los diez ministros presentes –estuvo ausente Ólga Sánchez Cordero– coincidieron en que la acción del Ejecutivo federal no violó el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), porque el decreto impugnado no está orientado a extinguir al sindicato ni a la afectación de los derechos sindicales, sino que el objetivo era liquidar la empresa por considerar que ya no resultaba conveniente para la economía nacional.

El dictamen, elaborado por Juan N. Silva Meza, que prácticamente se aprobó sin discusión en los temas centrales, negó el amparo al Sindicato Mexicano de Electricistas.

Por otra parte, ratificó los derechos de los trabajadores y del SME de representar sus intereses ante todas las autoridades.

De tal manera, será la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) la que en su momento determine si procede la demanda del SME de que la Comisión Federal de Electricidad se convierta en su patrón sustituto; que el gobierno federal cumpla con su promesa de actualizar las jubilaciones e indexarlas al índice nacional de precios y que se respeten en sus términos los derechos de los trabajadores, entre otros asuntos pendientes.

En el salón de plenos estuvo presente el secretario general del sindicato de electricistas, Martín Esparza, acompañado de su más cercano grupo de colaboradores, quien siguió atento el desarrollo de la sesión, mientras afuera del inmueble se desarrollaba el mitin de los electricistas en el que exigían a los ministros no apoyar el dictamen de Silva Meza.

Los ministros convalidaron también la constitucionalidad del artículo 16 de la Ley Federal de Entidades Paraestatales, que permite al Ejecutivo federal extinguir esas instituciones cuando se cumplan los supuestos establecidos.

Respecto a la demanda de los electricistas de que el decreto referido violaba el artículo quinto constitucional sobre el derecho al trabajo, el pleno indicó que esta norma no significa una obligación impuesta al Estado de garantizar que necesariamente opere una fuente de trabajo; mientras la estabilidad en el empleo –exigida en el amparo– no implica en modo alguno un derecho a la conservación de la fuente de trabajo.

En sus resolutivos, el pleno allanó el camino para que el SME continúe llevando la defensa legal de los electricistas.

Los ministros reconocieron la personalidad de Eduardo Bobadilla Zarza, secretario del trabajo del SME, como representante legal del sindicato y de los 29 mil 889 sindicalizados que presentaron amparo en contra de la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

La Corte determinó que éste es representante legal ante todo tipo de autoridades y, por ende, en los conflictos laborales que enfrenten sus agremiados.

Este hecho cobra relevancia, porque las autoridades laborales le negaron la toma de nota a Esparza y ahora con la decisión, Bobadilla representa legalmente al sindicato en lo que se resuelve legalmente el tema de la personalidad jurídica del secretario general del SME.

La Corte indicó que el secretario del Trabajo sí tiene legitimación para promover, en nombre del sindicato, el recurso de amparo que estaba a discusión y que en la parte legal fue turnado a las autoridades en la materia.

Revocó la decisión del juez de distrito que desechó las demandas de 6 mil 835 trabajadores, a quienes no les fue reconocido inicialmente su interés en el juicio de amparo.

El juez de distrito dejó de tomar en cuenta que el SME en su carácter de titular del contrato colectivo de trabajo es representante de todos los trabajadores, activos y jubilados cuyos nombres aparecen en los listados que forman parte de la causa.

El pleno desechó la demanda en cuanto a que los trabajadores fueron “despedidos de facto”. Esto no pudo ser, señaló Silva Meza, “por la simple razón de que la separación del empleo es una cuestión que se encuentra sub judice (en juicio), toda vez que en el expediente laboral 239/2009 se advierte que en la solicitud del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, en su carácter de liquidador de Luz y Fuerza del Centro, para dar por terminadas las relaciones colectivas individuales de trabajo, aún se encuentran en trámite, entonces, no existe despido alguno”.

Ratificó lo indicado por la juez de primera instancia en el sentido de que, a consecuencia de la necesaria extinción de la paraestatal, la indemnización de los trabajadores será conforme al contrato colectivo de trabajo, la Ley Federal del Trabajo y demás ordenamientos aplicables.

En un tiempo récord de tres horas y 25 minutos y sin tomar su acostumbrado descanso a la mitad de la sesión, los ministros resolvieron este amparo, que fue atraído por la Corte en marzo pasado.

Fuentes judiciales no descartaron que una vez que la JFCA resuelva y los electricistas eventualmente se inconformen con el fallo, el amparo pudiera regresar a la Corte, si es que lo considera un asunto de importancia y trascendencia jurídica.


****


La lucha ya no será contra la extinción de LFC, anuncia

Ahora podemos demandar a la CFE la reinstalación de electricistas: Esparza
Foto
Martín Esparza salió de la sede de la SCJN y dijo que la lucha del SME continuará, pese al falloFoto Cristina Rodríguez
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Martes 6 de julio de 2010, p. 3

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dejó abierta la puerta legal al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) para que demande a la Comisión Federal de Electricidad la reinstalación de los trabajadores no liquidados. Además reconoció la personalidad jurídica del SME, no determinó la extinción de este sindicato y sobre todo dejó en claro en la resolución emitida ayer que no se afectarán los derechos de los sindicalizados, aseguró el líder de este gremio, Martín Esparza Flores.

Cientos de trabajadores se concentraron ayer a las afueras de la SCJN para conocer la resolución de la demanda de amparo que habían interpuesto contra la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC). Se enteraron de que este recurso había sido rechazado. Hubo muestras de enojo, coraje y tristeza de los electricistas, así como múltiples llamados a tomar medidas extremas.

En el mitin, que duró casi cinco horas, Esparza tomó la palabra para decir a los trabajadores que la Corte resolvió lo referente al amparo; sin embargo, la resolución no acaba con el contrato colectivo de trabajo del SME, ni con el sindicato, por lo que van a pelear con uñas y dientes la materia de trabajo ante los tribunales laborales.

A partir de ahora, apuntó el dirigente, la lucha del SME ya no será por defender la existencia de LFC, sino por demandar la figura de patrón sustituto, porque la CFE tendrá que contratar a los trabajadores no liquidados, que son a los que pertenece la materia de trabajo de la zona centro del país por un laudo emitido. Incluso señaló que el SME podría disputar la titularidad al SUTERM (Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, encabezado por Víctor Fuentes): hasta lo vamos a democratizar.

Es decir, con la decisión de la SCJN de ninguna manera nos han vencido legalmente, ni mucho menos el conflicto está liquidado; siguen los procesos por la reinstalación y la resolución de la Corte no es ningún fracaso. Seguimos en pie de lucha y la determinación de levantar el campamento de huelga de hambre dependerá de la asamblea y de los trabajadores en ayuno, señaló Esparza. Y sostuvo: de rodillas no nos van a ver, ni tampoco nos vamos a quedar cruzados de brazos.

Con esa posición calmó los ánimos encendidos que manifestaron los electricistas afuera de la Corte, a la cual bañaron de fuertes calificativos, así como de coros contra el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Este martes, el comité central del SME se va a reunir con los abogados de la organización para determinar las acciones legales a seguir; además llevarán a asamblea las próximas acciones a tomar.

Lo que aclaró desde ayer es que, como ya el SME tiene reconocida la personalidad jurídica como sindicato, las cuentas y cheques que les fueron congelados les van a tener que ser entregados; este patrimonio y las instalaciones del sindicato servirán de base de su lucha. Aquellos que ya se estaban frotando las manos, creyendo que iban a poder disputar el patrimonio sindical, pueden dejar de hacerlo, porque no podrán hacer nada para conspirar contra la organización, sostuvo.

Antes de la llegada de Esparza, los trabajadores que tomaron el micrófono sostuvieron que había el rumor de que ahora les van a ofrecer otro programa de liquidaciones y arengaban: ¿lo vamos a aceptar?: ¡Noooo! respondían a coro.

Tocó al secretario del interior, Humberto Montes de Oca, cerrar el mitin al señalar que fueron a la Corte para restablecer el estado de derecho en el país, pero la Corte otra vez les dio la espalda a los trabajadores, a la legalidad, a la Constitución y consumó un acto de traición a la patria.


*****


Cronología del fallo
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Martes 6 de julio de 2010, p. 3

– 30 de octubre de 2009. Un juzgado federal admite la demanda de amparo colectivo presentada por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) contra el decreto presidencial de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y concede la suspensión provisional solicitada.

– 11 de diciembre de 2009. Después de un mes de analizar los alegatos del SME y del gobierno del presidente Felipe Calderón, la juez federal Guillermina Coutiño Mata niega a los trabajadores el amparo solicitado contra el decreto que ordenó la extinción de LFC.

– 14 de enero de 2010. El cuarto tribunal colegiado laboral, que confirmó una suspensión provisional en favor del SME contra el decreto del gobierno federal que lo dejó sin fuente de trabajo, admite a trámite el recurso de revisión con el que los abogados del gremio pretenden revocar la negativa de la juez federal Guillermina Coutiño Mata de amparar a más de 44 mil trabajadores electricistas.

– 3 de febrero de 2010. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admite a trámite la solicitud del SME para conocer la solicitud de amparo contra el decreto presidencial por el cual se extinguió Luz y Fuerza del Centro. El máximo tribunal da entrada a la petición –turnada por el cuarto tribunal colegiado en materia de trabajo del primer circuito– a efecto de resolver el amparo en revisión 12/2010, en el que el SME impugnó el decreto presidencial del pasado 10 de octubre.

– 5 de julio de 2010. La SCJN niega en definitiva el amparo presentado por el SME y valida la extinción por la constitucionalidad del acto decretado por el gobierno de Felipe Calderón.


*******


Esparza exhorta a mantener la lucha

No es el fin, sólo una nueva etapa de la resistencia
Foto
Por momentos los electricistas lucieron cansados, pero luego de escuchar a su líder renovaron ánimoFoto Cristina Rodríguez
Rosa Elvira Vargas
Periódico La Jornada
Martes 6 de julio de 2010, p. 4

Las miles de colillas de cigarro que alfombraban el tramo de la avenida Pino Suárez donde se asienta la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los rostros tristes, cansados, pero no mudos, daban la instantánea del ánimo imperante en quienes intuían la derrota en el que suponían su último asidero legal.

Se trataba del resolutivo que en esos momentos discutían diez juzgadores para, a la postre, rechazar su petición de amparo al avalar las facultades presidenciales de desaparecer, vía decreto, un organismo paraestatal cuyas labores son vitales, como Luz y Fuerza del Centro. Con las primeras horas del día les habían llegado los atisbos sobre el sentido del proyecto que presentaría ante sus colegas el ministro ponente, Juan Silva Meza. Y de inmediato se congregaron frente al máximo tribunal.

Después de las diez de la mañana, los dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) Martín Esparza, Humberto Montes de Oca y Pipino Cuevas, entre otros, fueron admitidos en el salón de plenos como la parte promovente del amparo.

Y sin moverse ni pestañear, escucharon el contenido del dictamen, siguieron la argumentación de los demás ministros, vieron pasar uno por uno la votación unánime en los 24 considerandos del documento y tomaron nota.

Así, en ese microcosmos que iba de la calle tumultuosa al salón de plenos, donde sólo se escucha la voz de los ministros y de su secretario de acuerdos, el tiempo transcurrido tenía diferente sentido para unos y otros.

Afuera, cada orador buscaba en sus palabras, además de la defensa de los argumentos del SME, la más depurada descalificación y silbatina para los señores que a unos metros de ahí eran incapaces de escucharlos. A su vez, esos diez ministros –por la ausencia de Ólga Sánchez Cordero, hecho que para los avezados representó la inmediata señal de que el dictamen pasaría con lisura y no se requerirían desempates– sólo se detuvieron en detalles de técnica jurídica y no presentaron prácticamente diferencia de criterios.

Tanto así que apenas pasadas las dos de la tarde ya habían despachado el espinoso tema sobre el cual se habían despertado tantas expectativas y en el que se habían depositado las esperanzas de los smeítas para revertir la decisión presidencial aplicada el 11 de octubre de 2009.

Escuchado y visto todo, los líderes electricistas salieron de la Corte a las 14:30 y se sumaron al mitin entre la enjundia de las consignas de apoyo, si bien ya ante el micrófono se cuidaron de no recriminar a los togados ni a su fallo, porque para entonces ya habían obtenido la parte que, de acuerdo con su lectura, les deja abierta la posibilidad de seguir en la lucha.

“Vamos a entrar, a partir de esta sentencia, a una nueva etapa de la resistencia… la lucha no ha terminado”, les dijo Martín Esparza y les habló en detalle de la salvaguarda de sus derechos laborales incluida en el fallo. Entonces, exhortó, ahora toda la energía se dirigirá hacia la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Porque así lo entendieron: la Corte avala el acto administrativo de extinguir a Luz y Fuerza del Centro, pero los derechos laborales siguen vivos.

Y entonces, aquel mitin que en sus horas previas había sido más una muestra de resignada resistencia y de desahogo perdulario contra los ministros, contra el Presidente de la República, contra el Partido Acción Nacional, contra el secretario del Trabajo, en fin, contra todo aquello identificado por los electricistas como causante de su orfandad laboral, se tornó de nuevo en ánimo y disposición de lucha.

Van otra vez, terca, machaconamente, a creer en las leyes (ahora laborales) y en las instituciones, éstas administrativas, y así llamadas de conciliación y arbitraje, dependientes del Poder Ejecutivo. Esparza y Montes de Oca lo dijeron ahí: la materia de trabajo subsiste, el reconocimiento al sindicato también; el SME es más antiguo que el SUTERM, la Comisión Federal de Electricidad es ahora el patrón sustituto. “A ella le pelearemos la fuente de trabajo y el contrato colectivo… ¡porque cruzados de brazos no vamos a quedarnos!”

Entrada la noche, los electricistas ya estaban de nuevo combativos y gritones. En los alrededores de la Corte se congregaron para reafirmar su decisión de no desistir. Y se escuchaba clarito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario