jueves, 22 de julio de 2010

“Huelgistas del SME están a días de morir”

Julián Sánchez
El Universal

Miércoles 21 de julio de 2010

La Secretaría de Gobernación informó en un comunicado, que tomó la medidas necesarias para preservar y salvaguardar el derecho a la salud y a la vida de los sindicalistas

julian.sanchez@eluniversal.com.mx

En el día 87 de huelga de hambre de Cayetano Cabrera, quien tiene 21 kilogramos menos, y el 84 de Miguel Ángel Ibarra, quien bajó 25 kilogramos, la muerte para los dos ex electricistas puede venir en cualquier momento.

Alfredo Verdiguel, quien encabeza al grupo de seis médicos e igual número de enfermeras que atienden a las 15 personas que resisten en el campamento instalado en el Zócalo capitalino, asegura que un infarto o un paro cardiorrespiratorio podría acabar con la vida de los dos hombres que piden, al igual que sus otros 13 compañeros, que reincorporen a su fuente laboral a los 44 mil trabajadores que resultaron afectados con la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) en octubre del año pasado.

Sólo inconscientes, podrán ser trasladados de urgencia a un nosocomio que podría ser la clínica 26 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), porque esa es su voluntad y “hay que respetarla”, tal y como lo dice el Tratado de Malta, asegura el médico, quien la semana pasada fue amenazado, vía telefónica, por no enviar a un hospital a Cayetano.

“Ahorita (ayer al medio día) los encontramos muy delicados, ya no se pararon, están muy delicados, repito, pero tranquilos”, reiteró el galeno, quien explicó que se prohibió el acceso de casi cualquier persona, con excepción de sus familiares y los encargados de la seguridad en el campamento, por su estado de salud. La revisión a los dos más graves es cada 20 minutos o media hora.

Ofrecen atención médica

La Secretaría de Gobernación informó en un comunicado, que tomó la medidas necesarias para preservar y salvaguardar el derecho a la salud y a la vida de los sindicalistas, como lo solicitó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

A las 16 horas de ayer, funcionarios de Goberación, IMSS y visitadores de la CNDH, acudieron al campamento donde se mantiene la huelga de hambre, permitiéndosele la entrada sólo éstos últimos, a quienes se les informó que las personas en ayuno se encuentran bajo la supervisión constante de un equipo de siete médicos de la especialidad, y que cuentan con medicamentos suficientes.Segob e IMSS dejaron datos de contacto, en caso de requerirse la atención médica ofrecida en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario