sábado, 24 de julio de 2010

Chávez: Si oligarquía colombiana intenta atacar a Venezuela despertará una Corriente Bolivariana en sus soldados

EEUU inyecta tensión para su dispositivo de guerra mundial

"¡Cuidado si un ataque a Venezuela se convierte en un boomerang contra el imperio y la oligarquía colombiana. Que lo piensen muy bien!..." advirtió / EEUU busca una guerra imperialista en América Latina / Reiteró a la guerrilla colombiana su recomendación de abandonar la vía armada

"Estamos obligados a considerar con la gravedad del caso esta amenaza que configura la agresión de Colombia contra Venezuela", advirtió este viernes el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, al señalar que los intereses imperialistas de EEUU, que utiliza a placer al saliente gobierno colombiano, despliega sus dispositivos de guerra en el mundo de manera flagrante y abierta, y ahora con clara evidencia sobre el arco geográfico entre el Atlántico, el Pacífico y el Caribe, donde están los dos pueblos hermanos.

"¡Cuidado si un ataque a Venezuela se convierte en un boomerang contra el imperio y la oligarquía colombiana¡ . ¡Que lo piensen muy bien!...", advirtió el Jefe de Estado durante la clausura del III Encuentro del Movimiento Sindical de Nuestra América, realizado en el Hotel Alba Caracas, y donde los reptresentantes de los trabajadores de 28 naciones manifestaron su repudio a la agresión colombiana y la presencia de las bases de EUU en ese país.

"No podemos subestimar...Lo último que pudiera ocurrir aquí es una guerra entre Colombia y Venezuela. Sería para llorar cien años", señaló el Presidente.

"Pero ustedes deben entender que si somos agredidos no podemos estar de brazos cruzados...".

"Pero, ahora, cuidado si el gobierno de Uribe, cumpliendo instrucciones del imperio yanqui, se le ocurre invadir, agredir o bombardear a Venezuela como hizo con Ecuador, o algo más grave".

El Mandatario Nacional auguró que si en su desesperación Uribe comete una locura, abierta o encubierta, habrá una reacción dentro del pueblo colombiano, y en especial dentro del pueblo armado.

Sin embargo, aclaró que no se refiere a los grupos guerrilleros levantados en armas contra el Estado colombiano desde hace más de medio siglo, sino a los soldados. "¡Cuidado con la reacción en algunas corrientes militares colombianas que conozco hace tiempo: corrientes Bolivarianas!", exclamó.

Hizo un breve resumen histórico sobre la aparición de la Revolución Bolivariana en Venezuela, desde aquel 4 de febrero de 1992 cuando la juventud militar se rebeló contra el neoliberalismo de Carlos Andrés Pérez, y luego que el imperio y las oligarquías se dieron cuenta del signo progresista de aquel movimiento, comenzaron a fabricar los laboratorios para los montajes mediáticos que desde entonces se difunden, tal como ocurrió en la OEA y que obligaron a romper relaciones con el gobierno de Uribe.

"Aquí está en marcha una revolución más claramente orientada, construyendo nuestro modelo socialista, mientras Colombia, como lo he dicho y ya sabemos, se ha convertido en un enclave del imperialismo".

"La oligarquía colombiana tiene razón para estar preocupada, porque sabe que los destinos de Venezuela y Colombia, en el fondo, son el mismo destino y lo que aquí ocurra -siempre ha sido así-, impacta poderosamente en lo que ocurra allá".


Guerra imperialista:

El Presidente Chávez advirtió sobre los peligrosos planes guerreristas del Imperio, que hoy mantiene soldados, equipos y armas en el mundo, y amenazando con una conflagración que pudiera ser una guerra atómica en el Oriente Medio en sus intentos por bloquear el desarrollo pacífico de países como Irán, Palestina y otras naciones.

Advirtió que este imperio de la guerra busca recuperar el dominio perdido en Suramérica.

"Aquí en América Latina no hay duda que es el espacio más caliente, más tenso que el imperio escogió para inyectar esa tensión y preparar las condiciones para que se desate un conflicto armado en función de los intereses del imperio, no cabe duda que es esta región del norte de Suramérica".

Acotó que, precisamente, es este arco geográfico entre el Atlántico, el Caribe y el Pacífico, entre el Orinoco y el Magdalena, cuyo destino quiso Bolívar convertir en una gran región de inmensa unidad y donde Venezuela y Colombia tuvieron la misma cuna.

Explicó que el despliegue militar norteamericano en el mundo, y en especial en este inmenso espacio geográfico se evidencia en la llegada de las bases militares en Colombia, en las antillas holandesas y en Costa Rica, donde lamentablemente el nuevo gobierno de ese país accedió a permitir su presencia.

"Ya firmaron un convenio: 46 buques de guerra, 13 mil marines en Costa Rica. ¡Dios mío, todo eso es un dispositivo de guerra".

Dijo que la penetración militar norteamericana en nuestra región, busca sobre todo afincarse en Colombia, y desde allí atacar a Venezuela, a Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, entre otras naciones con gobiernos que no se arrodillan a sus intereses.


Guerrilla colombiana debe abandonar la vía armada:

Ratificó que Venezuela es respetuosa de la soberanía de los demás países y jamás ha apoyado movimientos en Colombia, "aún cuando hemos podido hacerlo".

Reiteró a los dirigentes de la guerrilla colombiana a considerar seriamente el abandono de esa lucha armada. "El llamado que algunos de nosotros les hemos hecho, con todo respeto. El mundo de hoy no es el mismo de los años 70", recordó, poniendo como ejemplo la llegada al poder de manera popular y en elecciones del ex guerrillero "Pepe" Mujica en Uruguay y el de Daniel Ortega en Nicaragua, además de los casos del resto de gobiernos progresistas del continente, como Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina y otros, que manifiestan una lucha sincera enfrentando a la oligarquía y el imperialismo.


Revolución Socialista: Los temores de la oligarquía colombiana

Explicó el mandatario venezolano que la exitosa Revolución Socialista en Venezuela ha causado temores en la oligarquía imperial y sus lacayos. No comprenden y no quieren aceptar que el estado debe gobernar para solucionar los problemas del pueblo, especialmente los más excluidos, porque esta filosofía de vida destroza las ganancias de un modelo capitalista salvaje que siempre ha favorecido a una minoría poderosa.

"La oligarquía colombiana, temerosa del efecto contagio, arremete contra nuestro pueblo y la Revolución", dijo, reconociendo que esta preocupación es magnificada por la inyección de miedo que le aplica el imperio norteamericano.

"Y EEUU es muy hábil, y ha venido manejando con habilidad el miedo de la oligarquía colombiana. EEUU le mete más miedo, le presenta quién sabe cuántos informes e imágenes. Estoy seguro que ese show, esas imágenes que presentó en la OEA ese embajador, que parecía un energúmeno, quien por cierto me han informado que está inhabilitado por corrupción para ejercer cargos público de elección popular, lo mandaron para allá a montar ese show, en esa mesa servida que el señor Insulza le prestó allá por exigencia de EEUU".

Dijo que todas esas imágenes fueron elaboradas en un laboratorio de guerra en EEUU, y entregadas a Colombia, tal como ocurrió con la planificada invasión y bombardeo a Ecuador, gracias a la participación encubierta del gobierno estadounidense.

"Ellos utilizan cualquier cosa para hacer montajes y agredir a la Revolución Bolivariana por mandato del gobierno de EEUU". Destacó que ya están saliendo los desmentidos de todo el circo mediático de la OEA, incluyendo el testimonio de un dominicano que aparece en una de las fotos quien aseguró que no corresponde a Venezuela, sino una visita a la guerrilla que realizó como académico en Colombia.

"Lamentablemente Colombia es una gran base militar yanqui", reclamó, recordando que Uribe otorgó inmunidad total a esos soldados extranjeros, quienes están exonerados de responder por los crímenes que han cometido desde entonces, entre ellos violaciones y tráfico de drogas.

¿No le dará vergüenza al gobierno colombiano de haber entregado de manera tan indigna la soberanía de ese pueblo grande de Colombia?, se preguntó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario