jueves, 7 de enero de 2010

El SME vuelve con fuerza a las calles

Mitin frente a la casa de Lozano y quema de recibos de CFE

Gran despliegue policiaco en el reinicio de protestas del SME

En Catedral, los electricistas piden a Rivera no hacer el juego a Calderón

Foto
Protesta de electricistas frente al fraccionamiento donde vive Javier Lozano, titular de la Secretaría del TrabajoFoto José Antonio López
Foto
Integrantes del SME burlaron a elementos de seguridad de la Catedral Metropolitana, donde exigieron audiencia con Norberto RiveraFoto Cristina Rodríguez
Foto
El secretario general del SME, Martín Esparza (centro), encabezó frente a Palacio Nacional la quema de recibos de CFEFoto Cristina Rodríguez
Alma E. Muñoz y Enrique Méndez
Periódico La Jornada
Jueves 7 de enero de 2010, p. 8

Integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) realizaron ayer una serie de movilizaciones en la capital del país, lo que provocó gran despliegue policiaco.

Martín Esparza, dirigente de los electricistas, amagó con tomar este viernes la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en exigencia del pago de aguinaldo y fondo de ahorro para 18 mil 500 trabajadores que no han aceptado su liquidación.

También denunció que el saqueo a las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y el manejo de los equipos por contratistas que no cumplen las normas oficiales explican fallas como la ocurrida el martes en la subestación de Nonoalco.

Las protestas de los integrantes del SME comenzaron a las 7 de la mañana frente al fraccionamiento donde vive el titular de la STPS, Javier Lozano Alarcón, en la delegación Cuajimalpa. Más tarde fueron a la Catedral Metropolitana a pedir la bendición del cardenal Norberto Rivera Carrera. Luego, frente a Palacio Nacional quemaron recibos de luz expedidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), protestaron afuera de la sede nacional del PRI y frente al local donde se reúnen seguidores del disidente Alejandro Muñoz, y realizaron volanteo y marchas por Insurgentes, Paseo de la Reforma y calles colindantes.

Encabezados por Esparza Flores, con gritos, insultos y rompiendo a palos tres piñatas con la figura de Lozano, los electricistas demostraron su enojo contra el funcionario cuando se apostaron en la entrada principal del fraccionamiento donde vive, el cual se encuentra custodiado por elementos de la Policía Federal (PF). Exigieron su renuncia y lo señalaron como culpable de la pérdida de 3 millones de empleos en lo que va del sexenio y de 34 por ciento del poder adquisitivo.

Durante la protesta, que duró dos horas, se escucharon gritos como: ¡que nos pague nuestro aguinaldo, el perro! y ¡está jineteando nuestra lana!. Asimismo, partieron roscas, tomaron atole y hasta bailaron. Tres electricistas ataviados como Reyes Magos mostraron dos regalos para el titular del Trabajo: una mentada de madre bien merecida, dijo uno de ellos, y un órgano de juguete porque no pudieron llevarle un piano a quien –se burlaron– quiere ser pianista. Unos le recriminaron que por la falta de aguinaldo sus hijos no tuvieron juguetes el Día de Reyes.

A las 9 de la mañana se dirigieron al Zócalo capitalino. Esparza y el grupo de electricistas que lo acompañaban lograron ingresar a la Catedral Metropolitana tras empujar las bancas que colocaron elementos de seguridad en el recinto para impedirles el acceso. Pidieron al arzobispo Rivera Carrera que deje de hacerle el juego a Calderón.

Luego se reunieron frente a la puerta principal de Palacio Nacional, donde se convocó a las 10 de la mañana a quemar recibos de CFE. Allí, Esparza afirmó que la PF abrió los casilleros de los trabajadores en LFC, sacó escritorios y computadoras del edificio central de la empresa para regalarlos a presidencias municipales panistas.

Denunció que continúan las acciones de intimidación de la PF a los electricistas, así como agresiones directas en algunas instalaciones. Incluso han hecho disparos, aseguró. Refirió que este jueves se llevará a cabo una asamblea del SME para definir nuevas acciones de protesta. Por ejemplo –citó–, una movilización para mañana, más grande que las anteriores.

Sindicalistas y ciudadanos quemaron recibos de la CFE por consumos no hechos y con cifras inusitadas, como el de Jaime Pérez Villegas, por mil 240 millones de pesos de IVA, por el suministro de diciembre pasado. Otros, con consumo de dos días, por 6 mil 963 pesos, y otro de cuatro, por 2 mil 422 pesos. La consigna fue: ¡No pagues la luz!, misma que mantuvieron el resto de su jornada de protesta.

Al término, un contingente se fue a la subestación de Niños Héroes, en la colonia Doctores. El grueso se fue hacia el local del SME, en la delegación Cuauhtémoc. Después de protestar frente al local donde sesionaban seguidores de Alejandro Muñoz, se fueron a la sede del PRI, donde realizaron pintas llamando a no votar por el partido y en contra del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto. Custodiados por un amplio dispositivo de elementos de seguridad pública capitalina, marcharon por Insurgentes, bloqueando los carriles hacia el norte.

Por grupos, realizaron volanteo en avenidas y cruces viales, luego recorrieron la unidad habitacional Tlatelolco para convocar a una huelga nacional y de pagos. Estuvieron cerca de dos horas y concluyeron en la plaza de las Tres Culturas. Aunque algunos se fueron a las instalaciones de la subestación de Nonoalco, el grueso optó por marchar en sentido contrario para no confrontarse con elementos de la PF que resguardan el lugar. La jornada de protestas terminó alrededor de las 5 de la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario